Osteoartritis

Cuando llegamos a las edades avanzadas, podemos sufrir de diferentes enfermedades muy dañinas. Sin embargo, nunca está de más estar prevenido ante cualquier situación. Y es que mucha de estas enfermedades también puede afectar a las personas jóvenes, por eso, te daremos información.

En este sencillo post vamos hablar sobre la osteoartritis, además de todos sus datos de interés. Presta mucha atención, para que estés al tanto de todo lo relacionado con este terrible mal.

¿Qué es la osteoartritis?

Es una tipo de artritis que daña el tejido resbaladizo que permite el recubrimiento de las puntas de los huesos en una articulación. Estamos hablando del cartílago, el cual se deteriora por completo debido a la osteoartritis.

Al ocurrir esto, los huesos se empiezan a rozar entre cada uno de ellos, y dicho roce causa mucho dolor. También se produce hinchazón y pérdida de movimiento en las articulaciones. Y con el paso del tiempo, la articulación va a perder su aspecto cotidiano, se deforma en su totalidad.

que_es_la_osteoartritis enfermedad sintomas

Deformaciones en el hueso

Por otra parte, la osteoartritis también puede generar crecimiento de espolones óseos. Es decir, estamos hablando de crecimientos extras de hueso, los cuales se produce en el borde de la articulación.

Muchos de esos pedazos, que puede ser de hueso y también de cartílago, se podrían desprender y quedar atrapados. Esto causa numerosos problemas en la articulación, de hecho, genera mucho daño y una gran cantidad de dolor.

Sin embargo, aunque la artritis puede afectar también a los órganos internos, no ocurre igual con la osteoartritis. Esta solo afecta a las articulaciones, de hecho, este es el tipo de artritis más habitual.

¿Por qué se produce?

Ten presente que el cartílago es tejido elástico y firme que pueda aportar protección a los huesos en todas las articulaciones. Esto hace que los huesos se puedan deslizar entre ellos.

Sin embargo, cuando se rompe o desgasta el cartílago, los huesos se rozan, aquí se produce la osteoartritis. Con el paso de los años, los cartílagos y todos los músculos y ligamentos cercanos a la articulación se vuelven más rígidos y débiles.

Esto hace que las personas sean más propensas a sufrir esta enfermedad, sobre todo luego de los 40. Sin embargo, tampoco conocemos una causa principal que pueda producir osteoartritis.

Causas adicionales

También se puede transmitir mediante la herencia, se produce por el sobrepeso o lesiones en las articulaciones. También, cuando se utilizan repetitivamente y de manera muy excesiva, las articulaciones se pueden afectar. Por otra parte, la falta de actividad física es un factor muy importante, al igual que los daños en los años.

Cómo saber o diagnosticar la osteoartritis

En vista de todos los problemas que se pueden generar, es muy importante diagnosticar la osteoartritis. De esa manera, podrás tomar las medidas necesarias para no dejar que la enfermedad te venza. Por esa razón, presta mucha atención a la siguiente información, resulta muy apropiada para ti.

Analíticas necesarias

De forma principal, la osteoartritis se identifica mediante un historial clínico y también un examen físico. Siempre recomendado hacer radiografías con rayos X o una resonancia magnética. De esa manera se pueden descartar otras causas del dolor, y estar seguro de que se haya producido la enfermedad.

Además, eso también permite determinar qué tanto se ha extendido el daño en la articulación. Por otra parte, también se puede hacer aspiración articular, que es un proceso mediante el cual se obtienen análisis de fluido de las articulaciones.

También es muy importante realizar una prueba de sangre, para descartar diferentes formas de artritis en el organismo. Lo más importante es que acudas lo más pronto posible al médico especialista para atender la situación.

Síntomas generales

En primer lugar, vas experimentar dolor y mucha rigidez en las articulaciones. Esto pasa especialmente luego de períodos de mucha inactividad o al contrario, uso excesivo.

También tendrás una sensación rasposa cuando la articulación entra en movimiento. Y claro, ya mencionamos también el crecimiento de pequeños huesos en las orillas de las articulaciones que están afectadas por la osteoartritis.

Tratamientos para curar o mejorar la osteoartritis

El tratamiento para combatir la osteoartritis va en función de la gravedad de la situación y también de los síntomas que se presenta. Esto consiste en disminuir los dolores y también mejorar el movimiento de las articulaciones. Ten presente que la osteoartritis es una enfermedad que no se puede curar.

Los tratamientos pueden incluir una gran combinación entre descanso, fármacos y actividad física. Hay que proteger las articulaciones, utilizar frío o calor para aliviar el dolor y también terapia física.

Qué es bueno tomar para la osteoartritis

En primer lugar, la gran mayoría de personas toman acetaminofeno y diferentes antiinflamatorios. Sin embargo, estos no pueden contener esteroides, ya que pueden tener efectos nocivos. Dichos medicamentos ayudan a calmar el dolor y también la rigidez, incluso reducen la hinchazón.

Por otra parte, también se puede inyectar corticosteroides y algunos derivados de ácido y hialurónico. Esto se puede realizar cuando otros tipos de tratamiento no surten efectos en las articulaciones. También se pueden tomar algunos suplementos, por ejemplo, glucosamina y condroitina.

Todo esto es con el propósito de aliviar el dolor, incluso algunos productos mejoran la función articular en los casos severos. Y para las personas que tienen osteoartritis más avanzada y daños articulares, hay otra alternativa. Se puede considerar someterse a una cirugía, pero en los casos más graves.

Ejercicios para aliviarla

Aparte de tomar medicamentos, también se puede combatir la osteoartritis haciendo ejercicios con regularidad. Todos conocemos que un poco de actividad física es muy efectiva para mejorar la salud en gran manera. Por esa razón, te daremos algunos consejos para que puedas hacer ejercicios sin riesgos.

De hecho, esto incluso puede mejorar el estado de ánimo y aporta reducción del dolor articular. Por otra parte, incluso así realizar las tareas de la vida diaria será mucho más fácil. Puede que pienses que luego de hacer ejercicio vas a sentir dolor, de hecho, muchas personas le tienen miedo a esto.

Sin embargo, por esa razón hay que alternar el ejercicio con el descanso, además de las terapias de calor. Sin embargo, ten presente que si presentas un dolor agudo, puede que te hayas lesionado. Por eso, todo debe ser moderado y con la previa consulta de tu médico.

Lo que puedes hacer

En primer lugar, hay que realizar actividad aeróbica, y esto lo puedes hacer caminando al aire libre. Esto fortalece el corazón y también los pulmones, y también aumentar la resistencia, y claro, alivia el dolor. También se puede realizar una caminata en el agua, por ejemplo, en una piscina con altura hasta el pecho.

Además, esto quita el peso en las articulaciones donde se produce el dolor, y también proporciona más resistencia. Si los casos no son muy graves, se puede montar en bicicleta. También se pueden participar en clases de tai chi, donde se utilizan movimientos muy suaves.

Y claro, no hay que ser una persona sedentaria, hay que llevar una vida rutinaria. Limpia la casa, utiliza la aspiradora y realizar cualquier trabajo doméstico o en el jardín. Todo esto es actividad aeróbica que ayuda a mejorar las articulaciones.

Estrategias prácticas

Es muy importante no comenzar demasiado deprisa, por ejemplo, basta con solo diez minutos de actividad al día. Luego, el tiempo puede ir aumentando poco a poco, hasta alcanzar media hora. También se pueden realizar ejercicios de fuerza, pero de manera muy suave.

Se puede levantar algunas pesas o mancuernas livianas, también usar tubos o cuerdas elásticas. Puede acudir a un gimnasio cerca de casa, o incluso comprar tus propias máquinas para entrenar en el hogar.

Hay que realizar ejercicios que puedan estirar y lubricar las articulaciones, pero recuerda, con mucha suavidad. Teniendo todo esto presente, se puede hacer frente a la osteoartritis de muy buena manera.

Consejos adicionales

También es muy importante evitar el sobrepeso cuando se tiene este enfermedad. Por otra parte, si ya estás entrando en una edad avanzada, es muy importante que nos subas mucho de peso. Sin embargo, si ya te encuentras en esta situación, debes tomar una dieta sana que te ayude a adelgazar.

Por otra parte, tan solo con bajar unos cinco kilos disminuye el dolor de la osteoartritis de rodilla. Incluso, disminuye el 50 % de riesgos de sufrir esta temible enfermedad. Por esa razón, recalcamos que es muy importante llevar una buena alimentación, completamente balanceada y nutritiva.

No te dejes vencer ponla osteoartritis

Te hemos dado toda la información necesaria para que puedas conocer todo sobre esta peligrosa enfermedad. Aunque no se puede curar, se puede combatir de la mejor manera posible. Por esa razón, siempre debes seguir las instrucciones de tu médico, y no saltar el tratamiento en ningún momento.

Toma toda las medidas preventivas, realiza ejercicio con regularidad y cuida tu alimentación. De esa manera, podrás vivir sana y tranquilamente, a pesar de sufrir osteoartritis. Y recuerda proteger siempre es tus articulaciones, esto te va evitar muchos problemas en el presente y también en el futuro.

¿Te ha gustado?