Cirugía Reconstructiva

Muchas personas para mejorar su autoestima, solventar las consecuencias de un accidente o alguna enfermedad, en la que hayan tenido que retirar alguna parte del cuerpo utilizan técnicas como cirugías reconstructivas, que permiten recuperar esas zonas.

Los implantes en las mamas, glúteos y muslos son las más comunes, según las opiniones de especialistas. Pueden efectuarse con trasplantes de otras áreas musculares, grasas y tejidos dérmicos que el mismo organismo pueda reponer. Igualmente, se utilizan la silicona o células expansivas para reponer músculos.

¿Qué es la cirugía reconstructiva?

Esta práctica es el área de la cirugía plástica y estética que a través de herramientas utilizadas por los médicos les permiten recobrar partes del cuerpo de quienes han sufrido algún traumatismo, quemaduras, tumores, defectos congénitos o enfermedad.

Las personas con este tipo de patología son primeras candidatas a someterse a una cirugía reconstructiva o reparadora. Se emplean diferentes métodos que pueden clasificarse en tres grupos: solo implantes, las que se valen de los tejidos del propio paciente y la unión de las dos anteriores.

Con este método se reestructura cualquier parte anatómica. En el caso de enfermedades como los problemas congénitos o el cáncer de mama son muy empleadas después de la etapa de la mastectomía.  Se obtienen pechos normales sin vestigios de haber sido intervenida.

Este tipo de cirugía tiene un máximo de duración de 30 minutos en operaciones que no requieren mayor complejidad (la craneofacial, malformaciones, quemaduras, tejidos en pies y manos), pero las que si tienden a durar unas 5 horas aproximadamente.

Cirugía Reconstructiva que es para que sirve

Cirugías plásticas reconstructivas más comunes:

Suelo pélvico

Una de las áreas que son más afectadas en las mujeres es la pelvis, que puede ocasionar problemas de incontinencia urinaria, fecal, la caída de los órganos internos y algunas alteraciones en el organismo relacionadas.

Su principal tratamiento es aplicar terapias musculares para recuperar esa zona. De ser necesario se sugiere una intervención quirúrgica, con ayuda de un láser CO2. Esta permitirá ubicar los órganos femeninos en la posición original.

Para su reconstrucción, el especialista puede usar la vía vaginal, laparoscópica, abdominal o combinadas, para atar el útero, la vejiga o el recto con una malla de prolipopileno. Tiene 100% de efectividad y habrá mayor protección en la función sexual.

Las personas que vayan a recibir este tipo de operación deben tener un diagnóstico de un médico especialista en Urología, quien debe decidir cómo será la intervención, si requerirá mallas o no dependiendo del caso.

El paciente tendrá que pasar por una fisioterapia vaginal, que le permita fortalecer la musculatura en la zona del abdomen antes de la operación. Como este tipo de cirugía es mínimamente invasiva, resulta rápido recuperarse y en una semana pueden reincorporarse a su rutina de vida.

Te puede Interesar:  Reducción de Estomago o Bypass Gástrico

Senos o mamas

Generalmente se realiza luego de una mastectomía, que es la extirpación del o los senos como consecuencia del cáncer. Esta intervención reparadora cumple una función estética y psicológica. Durante su procedimiento se evalúan todos los tejidos de la paciente.

Con la técnica colgajo que se emplea diferentes partes del cuerpo como el abdomen, espalda, los glúteos o muslos puede reconstruirse el seno. El aspecto resulta más natural que los implantes y no requieren cambio.

Sin embargo, requieren más de una intervención (retiro de la zona donante y colocación de la reconstrucción). Es necesario que los vasos sanguíneos de las pacientes estén sanos, que no sean fumadoras, ni sufran de diabetes, enfermedades vasculares y de tejido conectivo.

Por esta razón, deben cuidar su salud si quieren ser candidatas a este tipo de procedimiento. En el caso de los implantes mamarios pueden ser de silicona, con solución salina y pueden tener forma circular o tipo lágrima. Su textura es suave y el volumen es variable.

Después de la intervención, la mujer pasa por un proceso de recuperación de 3 a 6 meses, en los que tiene prohibido realizar cualquier tipo de peso y para desaparecer las cicatrices debe evitar exponerse al sol y acatar las recomendaciones médicas.

Facial

En este tipo de intervención se aplican una diversidad de técnicas que incluyen la cirugía plástica reconstructiva, que repara zonas faciales afectadas por alguna afección congénita y alteran parte de la musculatura en el rostro.

Ayudan a mejorar la apertura, cierre de la boca y los ojos. Cuando se aplica en parálisis faciales, se trabaja en la recuperación del nervio lesionado y se realizan una serie de terapias para que el paciente recupere el movimiento.

En casos crónicos es necesario aplicar procedimientos microquirúrgicos o no que incluyen trasplantes e injertos de nervios microvascularizados, colgajos musculares, estáticos. Están las intervenciones craneofaciales, nasales  y las auriculares como la sustitución de la oreja completa.

Maxilofacial

Este tipo de operación abarca cráneo, boca, dientes, maxilares, cuello y cabeza. Por lo general, se aplica para corregir problemas en hueso faciales en la parte superior e inferior de la mandíbula.

Casos de labio leporino y paladar hundido. Incluye oncología oral, cervical y craneal. Atiende tumores en las glándulas salivares, deformidades dentofaciales, craneales y extracción de molares.

Te puede Interesar:  Operación Láser Ocular

Abdominal

Conocida como la abdominoplastia y consiste en la extracción de grasa y ajuste del musculo abdominal para eliminar la flacidez en esa zona. Es muy común en mujeres embarazadas. Durante la intervención se realiza el corte entre la ingle y el pubis.

 Luego  se extrae la piel sobrante que puede ser injerto de otras zonas que lo requieran. Después de esta intervención la paciente tiene que usar una faja especial o un vendaje que cubra al abdomen y parte del ombligo.

Uretral

Este tipo de intervención se realiza para solventar los problemas de estenosis uretral en los hombres, que ocasiona síntomas como problemas al orinar, infecciones urinarias, inflamación en la próstata y ocasiona eyaculación babeante.

La operación se ejecuta con una incisión en la uretra a través del pene, se extrae la próstata si está muy recrecida y se repara la uretra. El paciente debe tomar reposo absoluto por unos meses y se le prohíbe levantar peso, para evitar que los puntos internos se revienten.

Glúteos

Son muy comunes en las mujeres, se emplean varios métodos para su incremento como el lifting, que consiste en la inyección de grasa en esa zona. Por lo general, se extrae de la cintura, piernas o brazos y se coloca en la parte interna.

Este método resulta muy seguro, debido a que el material empleado se encuentra en el mismo organismo. El procedimiento suele durar una hora. Cuando se colocan implantes, los médicos utilizan la silicona.

Al momento de utilizar la Gluteoplastia se logra estirar la piel de la cadera y la parte posterior del muslo. Es muy utilizado para las personas que perdieron mucho peso y la elasticidad en esa zona. Ayuda a disminuir la celulitis y los glúteos se ven más redondos.

¿Cómo se hace?

La mayoría de las cirugías reconstructivas emplean los mismos procedimientos preoperatorios, durante, postoperatorios. Según el caso y la complejidad pueden durar poco tiempo o muchas horas. Todas requieren anestesia local o completa si se la operación va a mejorar varias partes del cuerpo.

Cuando la intervención ocurre en los senos el tejido expansor tisular es restituido para luego colocar una prótesis que se colocará detrás del músculo pectoral. También puede realizarse mediante un colgajo, flap que permite trasladar parte de la grasa y tejidos del paciente hacia el área faltante.

Igualmente, el cirujano tendrá que reconstruir el pezón y la aureola, empleando el mismo tejido del paciente. Si la operación la efectúa en un tendón de la mano como la del gatillo, el traumatólogo deberá realizar una incisión que permita acceder a la lesión y el dedo pueda moverse otra vez.

Te puede Interesar:  Hipogonadismo: Causas y síntomas de esta enfermedad

Para el caso de la pelvis, es necesario realizar un diagnostico con una exploración vaginal. Luego se aplican las alternativas como los ejercicios de Kegel o el uso de un pesario. De no obtener los resultados se realiza una incisión en el abdomen  y se aplica Laparotomía para reforzar los tejidos débiles.

Para solventar los problemas en los rectoceles, enteroceles, cistoceles y cistouretroceles el médico puede reconectar los tejidos que soportan la vagina que se han separado a través de la colporrafía.

En todas las reconstrucciones el paciente debe tener una  historia clínica, la cual elabora el médico durante la consulta. Tiene que responder un cuestionario relacionado con los medicamentos que esté consumiendo, otras enfermedades, alimentación y alergias.

También tiene que realizarse una serie de exámenes físico-químicos para determinar cuáles tratamientos empleará. Si mantiene algún vicio como fumar cigarrillos tiene que dejarlo para ser intervenido. De ser una cirugía para glúteos o mamas, la persona debe mantener un mismo peso durante el año.

¿La cubre la seguridad social en España?

Son muy pocas las cirugías reconstructivas que cubre la seguridad social en España y las aprobadas deben justificarse. Además, tienen que ser un problema grave de salud que solo con la intervención pueda mejorar. Por ejemplo en la cirugía de los senos si es para corregir asimetrías congénitas.

Cuando es necesario la extirpación de una mama para combatir el cáncer y su reconstrucción. También, es subsidiado por la seguridad social si es reducción mamaria, porque puede ocasionar otros problemas médicos. En el caso de oftalmología los casos de las cataratas, extracción de muelas.

Los tratamientos para combatir la obesidad mórbida, como los bypass gástricos, siempre que el cuerpo no lo rechace. En casos de parálisis facial  las intervenciones faciales para reparar parpados, nariz, mano y hasta el abdomen, debido a problemas ocasionados por úlceras los aprueba la Seguridad Social.

Deja un comentario