Alcanzar la belleza ha sido un deseo constante entre hombres y mujeres en casi todas las culturas del mundo, y con los imparables avances científicos, hoy en día es posible lograrla a través de diversos métodos y tratamientos estéticos.

Y no está mal someterse a ninguno de estos procedimientos quirúrgicos o no, porque verse y sentirse bien influye en cultivar mejores relaciones interpersonales y un mayor estado de salud en términos de autoestima.

El problema se da cuando nos asesoramos incorrectamente o acudimos a especialistas poco experimentados con el único fin de reducir costos. Sin embargo, en estos casos corremos el riesgo de contraer infecciones e incluso fibrosis.

¿Qué es la fibrosis?

En términos generales, la fibrosis no es más que la formación excesiva de tejidos fibrosos, generada a causa de una patología que consiste en problemas circulatorios, que a su vez sobre estimulan la producción de colágeno o también como el resultado de una inflamación crónica.

Sin embargo, cuando aparece como consecuencia de un procedimiento estético externo se le denomina fibrosis post quirúrgica, se concentra principalmente en el área de la cicatrización, donde se forma más tejido fibroso del requerido, y puede causar dolores intensos.

No obstante, es necesario enfatizar que el endurecimiento post quirúrgico de la zona donde se realizó el corte es normal durante los primeros días o semanas o el tiempo que tarde el proceso de recuperación, pero es una condición que con el tiempo, y en casi todos los casos con el apoyo de masajes previamente indicados, va mejorando.

fibrosis postliposuccion

Inclusive puede haber casos en los que la presencia de este tejido sea irregular debido a que no siempre la desinflamación es equilibrada en toda la zona intervenida. Y si se trata de una cirugía que implica adelgazamiento, la velocidad con que se dé también puede incidir en una primera apariencia, y de acuerdo con los cuidados post operatorios la imagen final.

En este sentido, solo llamaríamos fibrosis a aquellos casos que se extienden en el tiempo establecido y más allá de las irregularidades habituales del comportamiento de la piel (que en sí misma varía de un paciente a otro) que debería mantener patrones similares.

¿Por qué a veces queda fibrosis post quirúrgica en una liposucción?

En primer lugar, debemos establecer que cualquiera que se someta a una liposucción o sus variantes (lipoescultura, abdominoplastia, etc.) desarrollará fibrosis, y esto ocurre porque cuando las cánulas extraen la grasa suelen crean heridas internas cuyos tejidos deben regenerarse.

Como resultado, se forman hematomas y edemas en el interior del cuerpo que al cicatrizarse se manifiestan en el exterior como protuberancias endurecidas que deforman el resultado final de la cirugía.

Igualmente, puede que se acumulen masas de grasa fuera de los adipocitos que no se extraigan y luego, al degenerarse, formen fibrosis. También cúmulos que contienen fibras de colágeno que al desplazarse liberan la sustancia endureciendo la piel que los rodea.

Así mismo, el riesgo de fibrosis es proporcional al tamaño del corte y la cantidad de sangrado durante el procedimiento. De igual manera,  hay personas que son propensas a cicatrizar más de lo necesario.

Para evitar estos efectos secundarios, lo ideal es seguir las indicaciones post operatorias del cirujano principalmente guardar reposo mientras la piel se acostumbra a su nuevo volumen

Otra que solo aplica en cambios corporales grandes como la liposucción andominal, abdominoplastia o lipoesculturas, se recomienda el uso de fajas elastocompresoras.  Lo mismo sucede con el caso de las pantorrillas o tobillos pero con medias del mismotipo.

¿Se puede quitar?

Para fortuna de muchos, actualmente existen diversos tratamientos y procedimientos que con apoyo de los cuidados post operatorios pertinentes recomendados por tu cirujano ayudan a la reducción e incluso sanación absoluta de la fibrosis.

Lógicamente, determinar la mejor opción para cada caso variará según el tamaño de la afección y zona corporal donde fue realizada la cirugía. No obstante, los masajes, preferiblemente hechos por profesionales, siempre serán una norma universal.

Así mismo, operarse solo cuando sea necesario o recurrir a métodos poco agresivos, como la microcirugía, también son excelentes sugerencias. Esta última porque deja cicatrices más pequeñas y el sangrado durante el procedimiento es mínima.

Fibrosis en liposucción de papada

La liposucción de papada es una de las cirugías que representa menor riesgo, el cual es inversamente proporcional a la satisfacción que genera en los pacientes que se someten a una, al eliminar el efecto de la doble barbilla o sobrepeso, mejorando el perfil y apariencia general tras un pequeño cambio.

Por lo general, el procedimiento se realiza combinado con un lifting de cuello, sugerido por el cirujano para evitar la flacidez de la piel restante, y por la magnitud del espacio la incidencia de rupturas en vasos linfáticos y sanguíneos es poca por lo que rara vez aparecen grumos o bolas después de una liposucción.

No obstante, es normal que por lo menos durante las primeras tres semanas tras la lipo presente hematomas e inflamación. De igual forma, como resultado del lifting de cuello muy probablemente sentirás dolores intensos, entumecimiento, formación de costras, sangrado y sensación de quemaduras.

En este sentido, lo más recomendables que lo manifiestes a tu médico para que te recete algunos analgésicos para eliminar las molestias y el dolor, aunque es posible que ya lo haya previsto.

Igualmente, el paciente deberá hacer uso de una banda compresora para mantener los cambios tal como fueron planificados, cuidando de no dejar pliegues de piel sobre montados entre sí.

Sin embargo, en el remoto caso de fibrosis, que sí es posible, algunas sesiones de masajes serán suficientes para hacerlas desaparecer con el paso de unos días. Algunos médicos recomiendan una segunda intervención pero esta puede resultar contraproducente además de no ser su propósito principal.

De hecho, como para todos los procedimientos de este tipo, existe una lista de condiciones muy específicas para calificar para esta cirugía: tener bolsas de grasa debajo de la barbilla, resistencia a la dieta y ejercicio, peso constante, contar con buen nivel de elasticidad y no ser fumador.

También es sumamente importante que el paciente jamás haya sido sometido antes a una cirugía de cuello, incluso si fue hace muchos meses y hasta años, y de allí que sea igualmente negativo repetir el procedimiento, y que el cirujano responda a todas las inquietudes para establecer expectativas realistas.

fibrosis despues de una liposuccion

¿Tratamiento de la fibrosis post liposucción?

Son diversos los tratamientos post liposucción que se han desarrollado para revertir la fibrosis. A continuación vamos a explicar los más utilizados en todas partes del mundo y que han demostrado ser suficientemente efectivos.

Drenaje linfático manual

Es el método que hasta el momento hemos denominado sesiones de masajes, pero la particularidad del drenaje linfático manual, o DLM como también se le llama, es que van en función de estimular los conductos del linfa, limpiándolos, revirtiendo la retención de líquidos y mejorando cuadros inflamatorios.

Quienes aplican esta técnica no solo deben contar con el conocimiento teórico-práctico de movimientos lentos, rítmicos, armónicos y suaves en dirección de la corriente de los conductos linfáticos sino también de intuición para determinar cómo tratar a cada paciente.

Además, es funcional para otros objetivos además de la fibrosis post liposucción: várices, fibromialgia, acné, celulitis, migrañas, dolor de cabeza, vértigo, artrosis, artritis, hipertensión, hipotiroidismo, afecciones del aparato digestivo, ansiedad, estrés, edemas premenstruales o por embarazo, entre otros.

Con esta técnica también se consigue inhibir nuestro sistema nervioso simpático, encargado de alertarnos y alistarnos para la acción, consiguiendo un estado de relajación y descanso óptimo, funciona como analgésico y desintoxicante, y  estimula el aparato inmunológico.

Pero del mismo modo tampoco sirve para todo, incluso está contraindicado para tratar tumores malignos, infecciones agudas, insuficiencias cardiacas, trombosis recientes, asma ni hipotensión. Es un tratamiento que suele durar un poco más de dos meses.

Ultrasonidos

Los ultrasonidos son un mecanismo térmico y acústico que actúa como un micro-masaje de alta frecuencia en zonas afectadas localizadas sobre la piel, lo que podría traducirse como un masaje celular y molecular, imposible de realizar solo con el uso de las manos.

Para aplicar este tratamiento es necesario el uso de geles antiinflamatorios, vasodilatadores periféricos, entre otros, que impidan la presencia de aire entre el cabezal del aparato y la piel, y que a su vez penetren la capa dérmica a través de la frecuencia ultrasónica.

Esta técnica hace más que corregir la fibrosis de forma superficial puesto que estimulan el drenaje linfático, mejoran la microcirculación de las zonas tratadas, incrementan la permeabilidad de la piel y optimizan el metabolismo adiposo. También se usa contra la celulitis, várices, tendinitis y otros.

Y del otro extremo, a pesar de su efecto terapéutico está contraindicado para zonas isquémicas, hemorragias, trastornos de la sensibilidad, infecciones de la piel, inflamaciones agudas, heridas expuestas, tumores, osteosíntesis, abdomen durante el embarazo, cáncer, entre otros

LPG

Nombre derivado de su inventor, Louis Paul Guitay (Francia), es una técnica que consiste en tres rodillos motorizados que combinan movimientos ondulados, en forma de espiga y de ocho para la estimulación integral de los tejidos de la piel.

Su uso principal es moldear el cuerpo, y en cuanto a la fibrosis es ideal para corregir las protuberancias y minimizar las cicatrices post liposucción que puedan afectar la apariencia, así como para eliminar la piel colgante.

De la misma forma, reorganiza la grasa que queda dentro del organismo, logrando mejores resultados que los que se pueden obtener a través de un reposo convencional y de manera más acelerada.

Entre sus demás beneficios mejora la circulación sanguínea y linfática (reduce la retención de líquidos), tonifica, suaviza y flexibiliza la piel (aporta elasticidad), estimula la eliminación de grasa periférica (pérdida de volumen y peso), trata la celulitis (vascularización e expulsión de toxinas).

Ahora,  a pesar de ser una técnica muy avanzada y de que sirve para moldear la figura, además de sus muchas otras aplicaciones, no sustituye una liposucción, ya que no elimina la grasa interna del cuerpo, sin embargo sí te puede ayudar a adelgazar, siempre acompañado por una dieta saludable y ejercicio físico.

Otras aplicaciones son piernas cansadas, quemaduras, tensión y dolor muscular, lesiones deportivas, estreñimiento, envejecimiento de los tejidos, regeneración de la piel, entre otros, y de acuerdo a cada caso se necesitarán entre 12 y 16 sesiones de aproximadamente 35 minutos cada una.

Mientras tanto, sus contraindicaciones son: fletibis o trombos, cáncer, afecciones generales en la piel (erupciones, heridas abiertas, hematomas, inflamaciones, etc.), y en tanto se consuman suplementos hormonales, antidepresivos o anticoagulantes.

Carboxiterapia

Es una técnica cuyo uso principal está especialmente orientado a corregir imperfecciones post quirúrgicas de liposucción o lipoescultura, y consiste en inyectar dosis controladas de dióxido de carbono (CO2) en zonas localizadas donde existe fibrosis u otro tipo de afección causado por algún procedimiento.

Aun así, conserva otras aplicaciones comunes en las técnicas anteriormente mencionadas. Se emplea también para combatir estrías y celulitis, grasa acumulada, adiposidades localizadas, flacidez en la piel y el rejuvenecimiento facial o regeneración celular de los tejidos.

En este sentido, algunos médicos recomiendan su aplicación con fines exclusivamente estéticos en el rostro por el aporte de colágeno que previene el envejecimiento y reafirma los tejidos, haciéndolo especialmente efectivo para personas que han dejado de fumar.

Por supuesto que existen otros tratamientos como la corriente galvánica que destruye los tejidos dañados mientras estimula la construcción de otros nuevos, las ondas de choque que relajan los conectivos y regeneran las células, y el lipoláser que es una alternativa a la liposucción mediante luz láser.

¿Cómo prevenir la fibrosis después de una liposucción?

La parte más importante de cualquier procedimiento quirúrgico son los cuidados post operatorios puesto que ellos son tan capaces de garantizar el éxito como el fracaso del mismo.

Por eso, es indispensable seguir al pie de la letra las indicaciones que tu médico sugiera y asistir periódicamente a consultas de control, seguimiento y progreso.

No obstante, hay recomendaciones genéricas que a continuación voy a mencionar, comenzando por los masajes post liposucción.

Tienen dos funciones principales. La primera es reafirmar los tejidos colgantes a la nueva volumetría de tu cuerpo. Así se evitan desplazamientos y deformaciones indeseadas.

Como segunda parte: corregir posibles fibrosis mediante la técnica DLM. De esta forma se combate la retención de líquidos, regula la circulación linfática y mejora la apariencia estética.

Este es el método preventivo por excelencia, los demás: uso de medias o fajas elastocompresivas, caminatas diarias y evitar permanecer de pie o sentado son complementarias.

Así mismo, en caso de necesitar de algún otro tratamiento para tratar la fibrosis, lo recomendable es que sea tu cirujano quien te la indique.

Él sabrá exactamente cuál te conviene, cuántas sesiones, como aplicarla y cada cuánto reevaluar tu progreso para reajustar el procedimiento de ser necesario, o inclusive suspenderlo.

fibrosis despues de una liposuccion masajes

Remedios caseros

El infaltable en cualquier trastorno médico: aquellas recetas, procedimientos, prácticas y recomendaciones automedicadas por décadas, algunas comprobadas, otras casualmente funcionales y en ocasiones medios de transmisión de un efecto placebo.

Paquetes de aceite de ricino

Colocar una especie de vendaje de cataplasma a base de aceite de ricino sobre la zona afectada, y combinarla con una compresa de agua caliente.

Deje actuar entre seis u ocho horas todos los días durante unos meses hasta lograr los resultados deseados. El calor hará que la piel absorba el cataplasma.

Serrapeptase

Una enzima que es producida por gusanos de seda que sirve para hidratar y lubricar los órganos internos. Está disponible en tiendas de alimentación saludable y la dosis que se debe  consumir varía. Lo recomendable es seguir la que se indica en el recipiente.

Hierbas

La caléndula y consuelda, cuyo uso puede ser tanto interno (infusión)  como externo (tónicos). Ambos tienen propiedades capaces de curar cicatrices y disolver tejidos fibrosos.

Se pueden consumir en forma de té, cataplasma, ungüento y tintura.

Masoterapia

Realizado por un experto en trabajo corporal miofascial o visceral una vez por semana. Además de tratar las lesiones de forma progresiva también ayudan aprevenir el dolor.

Fisioterapia

Un caso similar al anterior pero bajo una especialidad diferente y muy específica. Preferiblemente debe implementarse con el apoyo de un médico, de ser posible el mismo cirujano que realizó la liposucción, para que indique el tratamiento más idóneo para su caso.

Vídeo sobre la Fibrosis Postquirúrgica

Ante cualquier problema de salud o en caso de necesitar consejo, debes acudir a un profesional médico. La información de este blog es complementaria y no debe ser tomada como asesoramiento profesional.

Fuentes:

Fibrosis después de una Liposucción
5 (100%) 1 vote