Si hay una cirugía estética que posee una gran demanda es la liposucción de cintura, en vista de que se trata de un procedimiento por medio del cual se moldea el cuerpo de la mujer para lograr una figura más estilizada y femenina.

Este tipo de intervención quirúrgica es una lipoescultura que se lleva a cabo con el objetivo de proporcionar una forma más pronunciada a la cintura del paciente, mas no es un método para adelgazar; incluso algunas personas que se someten a ella deben bajar de peso antes de la cirugía.

¿Qué es la liposucción de cintura?

La liposucción de cintura es una intervención quirúrgica que se lleva a cabo con el objetivo de extraer el exceso de grasa acumulada a los costados del talle y el abdomen, estilizando más la figura del paciente a quien se le realiza.

Aunado a ello, también se extrae el tejido adiposo de la parte baja de la espalda, en casos de caderas abultadas, con el fin de obtener unos resultados proporcionales lo más naturales posibles.

Dependiendo de la cantidad de grasa presente en el cuerpo del paciente, la zona donde tiene los abultamientos adiposos y su forma corporal natural dependerá directamente el tipo de procedimiento a utilizar, pues todas las personas son distintas.

Liposucción de cintura

¿Cómo se hace este procedimiento?

La liposucción es un procedimiento quirúrgico que lleva a cabo un cirujano especialista en medicina estética. Consiste en la introducción de una cánula de alta presión que aspira toda la grasa existente en el cuerpo del paciente y ayuda a moldear su figura.

De todas las liposucciones ésta es la más completa, en vista de que trabaja varias zonas del talle. Se realiza en una clínica especializada, no en consultorios como ocurre en otras ocasiones en procedimientos menos complejos.

Antes de proceder con la técnica, es necesario que el cirujano evalúe las condiciones en las que se encuentra el paciente, la cantidad de grasa a extraer, la firmeza y tono de su piel y el peso corporal que posee.

La anestesia utilizada para ejecutar la liposucción de cintura se aplica de tres formas, según el estado físico del paciente:

Anestesia general

Se trata de una sedación completa del paciente. Suele utilizarse en los casos en que se extraerá mucho tejido adiposo o se llevarán a cabo otros procedimientos paralelos como liposucción de muslos, brazos, espalda, tobillos, papada, entre otros.

Anestesia peridural

Es el tipo de anestesia que se utiliza normalmente al practicar una cesárea. Es decir, es un proceso de sedación parcial que representa una opción para hacer la liposucción de cintura cuando la técnica es más extensa.

Anestesia local

Este tipo de sedación se utiliza cuando se tratan pequeñas cantidades de grasa localizada, en vista de que elimina parcialmente la sensibilidad durante el procedimiento sin necesidad de aplicar una sedación más profunda.

La liposucción de cintura se lleva a cabo haciendo una pequeña incisión por donde se introduce un tubo hueco y delgado que es la cánula que trabaja a alta presión para succionar la grasa. El médico suele moverla para romper el tejido adiposo y así lograr extraerlo con más facilidad.

Una vez que se ha realizado el procedimiento, algunas veces no es necesario colocar algún tipo de sutura pero sí el vendaje elástico, medias o una faja para presionar la zona tratada, en vista de que eso ayuda a que la piel se adapte a la nueva forma y controlar la inflamación.

Postoperatorio, recuperación y cuidados

Una vez que culmina el proceso de la cirugía, se requiere un reposo de unas 48 horas. Luego la persona puede volver a sus actividades habituales, siempre que no se lleven a cabo más procedimientos paralelos que requieren un período de recuperación mucho más largo.

Durante el período de recuperación lo más recomendable es realizar algunos cuidados postoperatorios como:

  • No consumir aspirinas
  • No ducharse durante las próximas 24 horas posteriores a la cirugía.
  • Aplicar sólo duchas, no baños largos. Deben hacerse con agua algo templada para evitar que el calor produzca un proceso inflamatorio.
  • Utilizar la faja de banda elástica durante un mes aproximadamente.
  • Cumplir a cabalidad con todas las sesiones de drenaje linfático.
  • Consumir adecuadamente el tratamiento y medicación recetada por el médico especialista como los analgésicos y antibióticos.
  • Evitar hacer movimientos bruscos.
  • Si se ha colocado sutura no absorbible debe visitarse al médico una semana después de la cirugía para retirarlos y hacer el seguimiento adecuado.
  • No levantar o correr objetos pesados.
  • Algunos especialistas recomiendan la ingesta de fármacos que ayudan a eliminar grasa naturalmente.

Cumpliendo con todos estos cuidados el proceso de cicatrización se realizará de forma correcta y paulatina. La sutura se absorbe luego de diez días de realizada la cirugía. Una de las recomendaciones del médico es comenzar a caminar cuanto antes para activar la circulación sanguínea en el cuerpo.

Sin embargo, lo más adecuado es comenzar a hacer ejercicios un mes después de la liposucción, con el objetivo de mantener una rutina diaria que le permita conservar la actividad corporal y evitar un aumento de peso y acumulación de grasa nuevamente.

Otro aspecto importante a tener en cuenta es llevar una nutrición balanceada que garantice la buena salud del paciente, con un bajo consumo de grasas y calorías que además ayuda el proceso de cicatrización.

Los resultados de una liposucción de cintura se observan inmediatamente, pues las prendas de vestir comienzan a quedar más holgadas. Sin embargo, es hasta después de tres meses que se nota una gran diferencia entre el antes y el después, cuando ya ha desaparecido el edema residual que queda normalmente.

Lo más importante luego de una liposucción de cintura es el mantenimiento del cuerpo. La dieta y el entrenamiento son indispensables para ello, pues este procedimiento quirúrgico moldea el cuerpo mas no representa un método para combatir la obesidad.

¿Presenta riesgos la operación?

Aun cuando existen diversos métodos y técnicas para realizar la liposucción de cintura, los cuales suelen provocar poco sangrado e inflamación, como toda cirugía este procedimiento presenta algunos riesgos como:

  • Desarrollo de una infección
  • Inflamación muy pronunciada
  • Dolor agudo
  • Abultamientos en diversas zonas
  • Acumulación de grasa localizada
  • Moretones oscuros
  • Cicatrización defectuosa
  • Reacción alérgica a los anestésicos u otro fármaco
  • Acumulación excesiva o pérdida abundante de líquido
  • Quemaduras provocadas por la fricción
  • Pérdida de sensibilidad en la zona donde se hicieron las incisiones
  • Necrosis dérmica localizada
  • Piel colgante o escurrida

Sin embargo, la mayoría de las técnicas aplicadas para realizar la liposucción de cintura suelen resultar bastante seguras y son muy pocos los casos en los que se presenta alguna de las complicaciones descritas anteriormente.

Aunado a ello, es importante conocer que la liposucción de cintura está contraindicada en algunos pacientes como:

  • Aquellos que tienen problemas cardíacos o respiratorios
  • Quienes tienen exceso de peso u obesidad mórbida
  • Personas diabéticas o con hipertensión arterial crónica
  • Quienes se hayan sometido anteriormente a una cirugía

Para evitar posibles complicaciones relacionadas con la lipoaspiración de cintura lo más recomendable es asistir a una clínica estética con buen reconocimiento y buscar un médico cirujano experto en ese tipo de cirugía, con el objetivo de garantizar una atención adecuada antes, durante y después del procedimiento.

Liposucción de cintura precio

¿Cuál es su Precio?

Los precios relacionados con la liposucción de cintura dependen directamente de la clínica estética que elija en paciente, el tipo de procedimiento a realizar y la localidad donde se ubica el centro asistencial.

No obstante, pueden estimarse algunos costos estándar; por ejemplo, la lipoaspiración de abdomen tiene un precio entre 2200 euros y 6000 euros; la liposucción de abdomen bajo cuesta unos 2000 euros, mientras la de glúteos y cadera oscila entre los 1500 euros y 5000 euros.

Por otra parte, cuando se llevan a cabo dos procedimientos paralelos el costo se estima entre los 1500 euros y los 2600 euros. En los casos en que se combina la lipoaspiración de dos o tres áreas los precios oscilan entre 1900 euros y los 3800 euros.

Los costos de estas cirugías pueden ser mayores dependiendo de la condición del paciente, la cantidad de grasa a extraer, el tipo de procedimiento que se llevará a cabo  y el método de sedación que se utilizará.

Una de las grandes ventajas que tiene la ejecución de este tipo de cirugías es que la mayoría de las clínicas estéticas ofrecen planes de financiamiento para hacer el pago de la cirugía en cuotas, lo que beneficia aquellas personas que requieren la liposucción de varias zonas a la vez.

Para ello, la mayoría de las clínicas cuentan con una plataforma en línea por medio de la cual es posible solicitar la información relacionada con los planes de pago que ofertan para cada procedimiento estético.

En ese caso, lo más importante es elegir a los mejores profesionales en el área estética y cosmética, tomando en cuenta que está en juego el bienestar y la salud de la persona que desea mejorar su aspecto corporal moldeando su figura.

Fotos de Resultados del antes y después

Vídeo sobre la intervención

Ante cualquier problema médico o bien en el caso de precisar consejo, debes asistir a un profesional médico. La información de este weblog es complementaria y no ha de ser tomada como asesoramiento profesional.

Fuentes:

Liposucción de cintura
5 (100%) 1 vote