La papada se trata del tejido que está ubicado entre el mentón y el cuello, el cual tiende a ser un punto de acumulación de grasa rebelde en nuestro cuerpo. Puede surgir en gordos o delgados, produciendo problemas estéticos y sentimientos de inconformidad física.

La papada suele aumentar más a medida que envejecemos como consecuencia de la pérdida de elasticidad y firmeza en la piel, lo que conlleva a la aparición de un doble mentón o arruga que se manifiesta aún más cuando agachamos la cabeza.

¿Qué es la liposucción de doble mentón?

La aparición del doble mentón es casi inevitable en vista de que el tejido entre la mejilla y el cuello está naturalmente dispuesto para absorber grasa; condición que puede reducirse por medio de la liposucción.

La liposucción de doble mentón se trata de una cirugía estética que se lleva a cabo con el objetivo de eliminar o extraer rápidamente gran parte de la grasa acumulada en la papada.

Liposuccion de papada

A través de este método es posible reducir el pronunciamiento de la piel en la zona y reafirmarla para proporcionar una apariencia más juvenil y saludable.

Por lo general esta intervención quirúrgica se combina con otras cirugías como la operación de cachetes o bichectomía para corregir todos los defectos estéticos que genera la flacidez de la piel.

Esto ocurre porque algunos pacientes con sobrepeso requieren tanto extracción de grasa como técnicas para corregir los músculos de las mejillas y la zona entre el cuello y el mentón. En la mayoría de estos casos se elimina piel sobrante también.

La aplicación de ambas cirugías produce una apariencia mucho más juvenil y los resultados de éstas suelen observarse luego de dos meses de aplicado el procedimiento. Sin embargo, el cuidado postoperatorio y el reposo luego de la cirugía son claves para ello.

¿En qué consiste este procedimiento?

La liposucción para quitar el doble mentón consiste en una intervención quirúrgica basada en la absorción de la grasa rebelde acumulada en la papada.  El procedimiento se hace bajo anestesia local (con sedación) o general, según los criterios que considera el cirujano.

Para ello se hacen pequeñas incisiones cerca de la zona a tratar (dentro del pliegue bajo la barbilla) o detrás del lóbulo de la oreja. Luego se introduce una cánula delgada que succiona la grasa lentamente. Los cortes se llevan a cabo de tal forma que no son apreciables a simple vista para evitar la aparición de cicatrices.

Este procedimiento se realiza de forma ambulatoria y suele tener una duración de una o dos horas siempre que se trate solo de la liposucción, pues si se hace bichectomía o estiramientos faciales suele ser más larga.

Se realiza tanto en hombres como mujeres mayores de edad que tengan sobrepeso o tendencia genética a la acumulación de grasa entre el cuello y el mentón.

Una vez que se realiza el procedimiento el paciente inicia un proceso de recuperación para que los músculos se desinflamen correctamente. Es probable que sienta un poco de dolor mientras pasa el efecto de la anestesia pero se corrige con el tratamiento farmacológico adecuado a la condición de la persona.

La papada puede reducirse también por la aplicación de tratamientos con láser que destruyen los tejidos adiposos y los diluye para eliminarlos naturalmente por medio del sistema linfático.

Estos son procedimientos estéticos menos invasivos que la cirugía pero que generan resultados en un tiempo mucho mayor comparado con la liposucción. Además requiere de la aplicación en varias sesiones hasta alcanzar la efectividad deseada.

Existe otro método quirúrgico denominado lifting facial de papada, el cual se lleva a cabo de dos formas según las condiciones del paciente, pues suele hacerse una corrección o estiramiento del músculo llamado plastima, ubicado en el cuello, o puede requerirse la eliminación de la piel sobrante.

El objetivo de esta cirugía es corregir ciertos detalles estéticos que genera el desarrollo de la papada. El procedimiento es muy efectivo para proporcionar una mejor apariencia en el rostro del paciente, en vista de que mejora la ubicación del tejido adiposo, aporta mayor firmeza a la piel alrededor del hueso maxilar, corrige las arrugas del cuello y elimina la piel sobrante.

Los tejidos de la parte inferior de la boca también se benefician con la aplicación de este método, pues les proporciona cierta firmeza, reduciendo de esa forma la apariencia envejecida que produce el estiramiento natural de la piel a medida que envejecemos.

Tanto la liposucción como el lifting suelen aplicarse a las personas que tienen el cuello un poco corto y la piel bastante flácida, pues los dos procedimientos garantizan resultados estéticos mucho más efectivos.

Liposuccion de papada antes y depues

Postoperatorio, recuperación y cuidados

Una vez que se ha despertado de la anestesia y el paciente es dado de alta debe tener unos cuidados postoperatorios adecuados para garantizar el éxito de la intervención quirúrgica.

Es normal que la hinchazón en la zona del cuello y tras las orejas se mantenga por varias semanas. Algunos pacientes presentan pequeños moretones que van desapareciendo proporcional a la inflamación.

Para el cuidado postoperatorio es necesario cubrir la zona con gasas y una venda elástica conocida como mentonera la cual garantiza que los tejidos entre el cuello y el mentón queden firmes y en el lugar correcto.

Durante el proceso de recuperación el paciente debe consumir bastante líquido, tomar analgésicos, antiinflamatorios y llevar una dieta saludable, muy baja en grasas y rica en proteínas para garantizar el proceso de cicatrización de forma adecuada.

Por lo general el reposo suele durar una semana aproximadamente. Luego la persona puede incorporarse a su trabajo; sin embargo debe evitar agacharse bruscamente o cargar mucho peso para evitar posibles complicaciones.

Sin embargo, esto no es una regla de oro en la liposucción de doble mentón, pues dependiendo de la condición del paciente el médico determinará el momento idóneo para reincorporarse a su rutina diaria.

Entre los cuidados que deben tenerse encontramos:

  • No debe moverse mucho el cuello para prevenir que los puntos se suelten o revienten, lo que puede conllevar a una infección posterior.
  • No cargar peso.
  • No agacharse de frente (lo ideal es hacerlo flexionando las rodillas).
  • Usar protector solar en la zona durante los tres meses posteriores a la cirugía.
  • Dormir boca arriba durante una o dos semanas después de la cirugía.
  • Bañarse con agua un poco templada, pues hacerlo con agua muy caliente puede incrementar el nivel de inflamación y los riesgos de infección.
  • Utilizar ropa suelta y fácil de quitar para evitar lastimar la zona tras las orejas o el mentón.
  • Guardar reposo.

Si se han llevado a cabo varios procedimientos quirúrgicos al mismo tiempo como rinoplastia, mentoplastia, ritidoplastia y bichectomía y ritidoplastia los cuidados son mucho más delicados e exhaustivos.Liposuccion de papada precio

¿Presenta riesgos la liposucción de papada?

Tal como ocurre con otro tipo de cirugías, la liposucción del doble mentón suele presentar algunos riesgos durante o posterior a la cirugía, tales como:

  • Surgimiento de infección
  • Pérdida de sensibilidad en la zona tratada
  • Hematomas o coagulación de la sangre bajo los tejidos
  • Cicatrización defectuosa
  • Acumulación de líquido debajo de la piel
  • Resultados indeseados
  • Daño en el tejido muscular
  • Reacción a la anestesia

 

¿Cuál es el precio de la lipo de papada?

Como ocurre con el resto de cirugías estéticas, el precio de la liposucción de doble mentón depende, en gran parte, de la clínica que elijas y la reputación del especialista que lleva a cabo el procedimiento.

Sin embargo, existen algunos estándares en los costos que tiene esta cirugía; por ejemplo, en América Latina el precio oscila entre los 1200 y los 4000 dólares; en Estados Unidos cuesta entre 1500 y 8000 dólares, mientras que en España sale entre 1800 y 4000 euros.

Por supuesto, estos precios solo incluyen la liposucción de doble mentón, pues si se realizan otros procedimientos de forma conjunta las clínicas suelen proporcionar algunos descuentos a los pacientes.

Una de las ventajas que tiene la liposucción de papada es que los resultados son permanentes, excepto algunas personas que desarrollan sobrepeso luego de la cirugía; sin embargo, estos casos son poco comunes.

Por lo general, las mujeres entre 40 y 70 años son las que más se realizan este tipo de procedimiento a escala mundial; incluso este tipo de liposucción es uno de los más demandados en el entorno estético.

Es por ello que la mayoría de las opiniones encontradas en la Web sobre esta cirugía son de mujeres, quienes manifiestan una gran satisfacción por los resultados obtenidos de forma rápida y notoria.

Este procedimiento es muy común y en realidad sus riesgos son mínimos si los comparas con los de otro tipo de liposucciones. Por supuesto el dolor es algo inevitable cuando sometes tu cuerpo a una cirugía; no obstante, en este caso suele desaparecer siempre que se cumpla con el postoperatorio adecuado.

El éxito de la cirugía depende del cuidado que tengas pero también hay un factor importantísimo: debes elegir una clínica estética de buena reputación, que te garantice la atención adecuada en caso de alguna complicación. Quizá no sean las más económicas pero si se trata de tu salud vale la pena la inversión.

Fotos de Resultados del antes y después

Vídeo sobre la operación estética

Ante cualquier problema de salud o en caso de necesitar consejo, debes acudir a un profesional médico. La información de este blog es complementaria y no debe ser tomada como asesoramiento profesional.

Fuentes:

Liposucción de Papada
5 (100%) 1 vote