Conseguir el cuerpo de 10 que siempre has soñado ahora es posible gracias a los avances de la ciencia que le han permitido al hombre desarrollar tratamientos médicos para corregir cualquier inconformidad corporal.

Uno de estos procedimientos es la liposucción o lipoescultura. Se trata de una cirugía estética que consiste en extraer la grasa acumulada en el cuerpo del paciente, logrando una significativa pérdida de peso.

Lo interesante de estas cirugías es que pueden focalizarse en zonas específicas y, dependiendo del tamaño del área tratada y la cantidad de masa la cicatriz logra ser imperceptible mientras que los resultados permanentes.

¿Qué es la liposucción de pechos?

Es una de tantas variantes de la liposucción, específicamente una mamoplastia para eliminar tejidos de grasa acumulada bajo la piel donde solo deberían existir glándulas mamarias.

Suele ser aplicado en hombres y mujeres que sufren o hayan padecido de obesidad o atravesado un aumento rápido de peso por razones hormonales; por ejemplo la menopausia.

Otra razón puede ser que tras un tratamiento de alimentación y ejercicio queden cúmulos de grasa en estas zonas que no pueden ser eliminados por ningún otro método.

liposuccion de pechos

Mujeres

Hay dos tipos específicos. El primero se trata de una reducción de mamas que, además de lo anteriormente comentado, puede ayudar a mejorar la postura y molestias en hombros, cuello y espalda que suelen compensar el gran volumen de senos.

Así mismo, es importante tener en cuenta que solo es posible si parte de estos tejidos son adiposos (grasa). En el caso contrario, lo ideal es hacer una cirugía tradicional, que consiste en una escisión para cortes, extirpación o eliminación con bisturí.

Hombres

Cuya área es mejor conocida como zona pectoral, sin embargo, es similar a las mujeres, y también existen dos posibilidades. La primera y más común es una pérdida de peso o todo lo contrario.

El segundo caso se trata de una baja producción de testosterona que repercute en un aumento del tamaño en las glándulas mamarias llamada ginecomastia. Esto también puede ser ocasionado tras haber sufrido un cáncer testicular.

Del mismo modo, es necesario conocer que tanto para hombres como para mujeres, existen procedimientos similares cuyos objetivos son completamente opuestos.

En otras palabras, se trata del aumento del volumen de estas zonas con fines estéticos. El más tradicional consiste en la implantación de prótesis.

Pero hay otro método llamado lipotransferencia, que se trata de la extracción de grasas de alguna otra área e insertarla en la zona deseada para agrandarla.

¿En qué consiste el procedimiento?

A este tipo de liposucciones se les llama tumescente de pecho. La razón es que las cualidades de la intervención en sí misma no requieren del uso de una anestesia completa sino local.

Una vez acordados los objetivos del tratamiento y todos los procedimientos preoperatorios, el cirujano deberá proceder al marcaje de la zona donde realizará la incisión.

El siguiente paso es suministrar la anestesia local a través de pequeñas agujas indoloras e iniciar con la inserción de microcánulas, cuyo diámetro es milimétrico.

La ventaja de usar estas microcánulas en lugar de las de tamaño regular es que la dimensión de la incisión será ínfimo, y en consecuencia las cicatrices también.

De igual forma, son las más recomendables de liposucciones en áreas tan pequeñas, e incluso la longitud de las mismas también suele ser corta (entre cinco a nueve centímetros).

Respecto al procedimiento es lo que regularmente se conoce. El instrumento extraerá el tejido adiposo, y sin cerrar se usarán almohadillas para absorber la solución de la anestesia.

Sobre estas irá el vendaje e iniciará la etapa postoperatoria para la que se recomienda el uso de prendas de compresión, que lógicamente serán diferentes en el caso de mujeres y hombres.

Para ellas tienen la forma típica de un sostén, pero además de sostener comprimen el área. Es imperativo escoger la talla adecuada para evitar incomodidades y dificultad respiratoria.

También existen ajustables, recomendadas porque el paciente ejerce control cada vez que lo necesite. Aun así el cirujano debe indicar el nivel de presión que tampoco puede ser excesivo.

Las prendas compresoras para hombres se alargan hasta el abdomen. Su función es contrarrestar posibles bultos, acelerar la curación, disminuir el dolor, inflamación y moretones.

Liposucción y aumento de senos

Es el caso más común de cirugías estéticas, sobre todo en el caso de las mujeres. Generalmente está categorizado para mujeres alrededor de los 30 años de edad, establecidas (casadas, con hijos), profesionalmente exitosas y con una vida social activa.

Por supuesto que las variables siempre van a existir, sin embargo hay ciertos estándares que se deben respetar para evitar ciertas complicaciones o limitaciones que pueden derivarse de un implante mamario, incluyendo tener que cambiarlo.

Con respecto a los hombres, el perfil recomendado es menos específico, sin embargo siempre se recomendará el ejercicio como primera opción para moldear el cuerpo. No obstante, en este apartado estamos combinando dos tipos de cirugías. Según este esquema estableceremos tres etapas.

Todo el proceso comienza al asistir a consulta con el especialista quien deberá explicar las diferentes opciones, aclarar lo que puedes esperar de la cirugía junto con sus posibles riesgos, y realizar preguntas para determinar si eres candidato adecuado para someterte a ella.

Una vez aprobado, te realizarán algunos estudios, principalmente una evaluación preanestésica y una mamografía. Esta última para descartar cualquier proceso maligno activo que no solo pueda complicar la intervención sino al que se le deba dar prioridad.

Superada esta etapa, pasamos a la cirugía en sí misma. La primera parte estará dedicada a la liposucción. Por tratarse de una intervención doble se descartará la idea de una cicatriz imperceptible, porque indefectiblemente debe realizarse un corte ligeramente mayor para insertar los implantes.

Finalmente, la etapa de cuidados postoperatorios, cuando el cirujano establecerá revisiones periódicas, el tiempo de reposo según tu caso, limitaciones físicas que deberás respetar y prendas de compresión que usarás durante todo el proceso des inflamatorio.

liposuccion de pechos hombre

Reducción de pecho con o sin prótesis

Existen varios tipos de reducción de pechos determinados por diversas razones. La primera recae directamente en la voluntad del paciente por reducir el tamaño de sus glándulas mamarias.

Respecto a ese caso, puede tratarse de un tema de masculinidad (hombres), o molestias de cuello, espalda y hombros, entre otros, hablando de mujeres con senos grandes.

Como segunda razón, y que ambos grupos tienen en común, son problemas que hayan presentado con sus implantes: roturas, infecciones, rechazo del cuerpo, reacciones adversas.

Y la tercera razón, exclusiva de las mujeres, es consecuencia de una reafirmación o levantamiento del busto, que con el paso del tiempo pueden perder la firmeza o comienzan a colgar.

Ahora, respecto a cómo es el proceso dependerá de dos razones. En el primer y tercer caso, deberá determinarse si realmente existe suficiente tejido adiposo que se pueda extraer.

De no ser así, el paciente simplemente no será candidato para una liposucción de reducción. Existen otras opciones pero estaríamos hablando de otro tipo de intervenciones quirúrgicas.

Hablando de la existencia de implantes mamarios, el principio no cambia mucho aunque sí requerirá de otros cuidados particulares para no vulnerar el equipamiento de silicón.

Sin embargo, si además el paciente desea extraer los implantes, estaríamos hablando de cirugía mayor. Y por supuesto, una limpieza subcutánea.

La readaptación de la piel a la nueva volumetría del área tardará un poco más en estos casos, siendo este el final del contexto; la sustitución por implantes más pequeños es otro tema.

Enfocándonos ahora al paso a paso del procedimiento, igualmente estará compuesto por tres etapas: preoperatorio, cirugía y cuidados postquirúrgicos.

En la etapa preoperatoria no hay cambios para los casos simples. Cuando existen implantes mamarios sí hay mayores complicaciones respecto a las mamografías.

Su objetivo es determinar presencia de células cancerígenas, las cuales se identifican a través de manchas blancas que indican calcificación. Por su parte, los implantes también las producen.

Un cirujano experto podría diferenciar las manchas. No obstante, se recomienda comparar las imágenes actuales con las previas a la primera cirugía para dar diagnósticos certeros.

Con respecto a la cirugía, el primer paso es la liposucción. La única diferencia sería la necesidad de realizar cortes en la piel para retraer las glándulas a su nuevo tamaño.

De extraer, quitar, sustituir y limpiar, las especificaciones ya fueron explicadas. Igualmente, el cirujano siempre procurará que las cicatrices sean lo más discretas posible.

Por último, los cuidados postquirúrgicos los determinará el cirujano, y son invariables: reposo, consultas y prendas compresivas. También se sugieren masajes des inflamatorios.

¿Presenta complicaciones, riesgos o consecuencias?

Toda cirugía conlleva en mayor o menor proporción un índice de riesgos posibles que bien pueden presentarse durante el procedimiento quirúrgico o como efecto secundario, resultados insatisfactorios o consecuencias inesperadas.

Afortunadamente, las liposucciones no son particularmente peligrosas, sin embargo, de acuerdo a la zona tratada y características de cada paciente, es posible caer en la mínima estadística si no se toman en cuenta algunas precauciones.

Para estos casos los riesgos más comunes son infección, lesiones cutáneas, sangrado excesivo, aparición de seromas o hematomas, cicatrices visibles, cambios de pigmento en el área de la mama y pezones ligeramente asimétricos.

No obstante, son consecuencias que tienen soluciones que no requieren de toda una producción de tratamientos complejos. En el peor de los casos deberás someterte a una segunda cirugía ambulatoria correctiva.

Sin embargo, usando antibióticos recetados por tu médico –jamás automedicarse-, y en algunos casos con el tiempo las insatisfacciones desaparecerán. Esta es la mayor ventaja de una liposucción ante otros procedimientos similares.

Como conclusión, lo más imperativo es elegir un cirujano experimentado, con renombre y prestigio, y que ofrezca garantías postoperatorias. Ocasionalmente nos dejamos llevar por ofertas en el costo de la cirugía y eso es un error.

Otro error consecuente es acudir con familiares o amigos, por un tema de confianza o presión social. Mientras se trate de tu vida, sé tú quien decida en qué manos dejarla, y procura que sea un desconocido pero excelente cirujano.

En ambos casos, los riesgos pueden ser operaciones inacabadas (no se terminó de extraer la grasa), liposucción excesiva (deformidades), asimetría (la experiencia hace al experto y la medida es parte fundamental), cicatrices muy visibles.

liposuccion de mamas

Tiempo de recuperación y postoperatorio de la reducción de pechos

Es un punto que ya hemos tocado, pero no profundizado. De manera genérica, las suturas postoperatorias de una reducción de pecho deberán permanecer de manera vertical alrededor de la areola. En el caso de haber realizado cortes debajo de la mama, esta será horizontal.

Sea uno, otro o ambos, es importante mantener estas posiciones, al menos hasta que el cirujano retire los puntos y el drenaje. Igualmente, durante ese tiempo el paciente tomará medicamentos para contrarrestar el dolor, la hinchazón, la sensibilidad en toda el área y los hematomas.

Toda esta etapa tardará aproximadamente unas dos semanas, y durante otras dos deberá evitar totalmente al máximo cualquier tipo de actividad física: subir o bajar escaleras, levantar objetos pesados, movimientos bruscos, ejercicio… Es decir, reposo absoluto. Y posteriormente usar prendas compresoras para la zona.

A partir de ese momento, el paciente podrá retomar su rutina, aún con precauciones respecto al esfuerzo físico. Es importante que entienda que el resultado definitivo no será notorio sino al cabo de aproximadamente un año, cuando el músculo deje de fluctuar y adaptarse a su nueva medida.

Precio de la operación de cirugía de mamas

El precio de una cirugía de mamás puede variar de acuerdo a distintos factores. En primer lugar intervienen el peso corporal del paciente, complejidad de la operación, duración estimada, honorarios del anestesiólogo y el prestigio del cirujano.

Pero además se deben tomar en cuenta para la suma el costo del centro clínico donde se realice la operación y el pago de todo el personal enfermero que participe, así como de materiales no renovables: vendaje, hilo, entre otros.

Si se trata de un aumento que requiere implantes mamarios, estos se pagan aparte, al igual que todo el tratamiento postoperatorio: antibióticos, medicamentos, prendas compresoras, consultas de control, otros procedimientos.

En orden ascendente, el re afirmamiento mamario se ubica en 900 dólares (USD), el aumento alrededor de los 1.000$, y la reducción en 1.200$. No obstante, las cirugías de este tipo varían también de acuerdo al género, siendo las de hombres más económicas.

Fotos del antes y después de la liposucción pectoral

Vídeo sobre el aumento de Busto con lipoescultura

Ante cualquier problema de salud o en caso de necesitar consejo, debes acudir a un profesional médico. La información de este blog es complementaria y no debe ser tomada como asesoramiento profesional.

Fuente:

Liposucción de Pecho
5 (100%) 2 votes