Si hay algo que ha caracterizado siempre al ser humano es la búsqueda de un aspecto mucho más saludable y atractivo que el que ostenta actualmente, lo que lo ha llevado a recurrir a numerosos procedimientos de diversos tipos para buscar el aspecto que tanto ha soñado. Con el paso del tiempo, dichos procedimientos se han ido perfeccionando a tal escala que cada día presentan menos riesgos y complicaciones, lo cual ha hecho que muchos asustadizos se aventuren a este tipo de experiencias a ver qué tal les va y qué resultados obtienen.

Una de las cosas que más se desea eliminar del cuerpo es la horrenda grasa que se va acumulando en zonas tales como las piernas, los glúteos o las rodillas. Lo peor de estos defectos es que, muchas veces, no van a poder ser eliminados solo a través de dietas y actividad física, ya que los cúmulos de este tipo de tejido están ubicados por debajo de la piel en las ya mencionadas partes del cuerpo. Esto hace que muchas se vean obligados a recurrir a procedimientos como la liposucción de piernas, sobre la cual profundizaremos un poco a continuación.

¿Qué es la liposucción de piernas?

Lo primero que debemos decir sobre una liposucción de piernas es que este procedimiento va a llevarse a cabo según la magnitud del mismo, haciendo uso de una anestesia que puede ser local o general. Lo que va a determinar la magnitud y el tipo de anestesia será la cantidad de grasa que se tenga previsto remover de una o varias zonas del cuerpo, en este caso, de las piernas. También hay que tomar en cuenta qué cara de las piernas es la que va a ser intervenida, si la interior o la exterior.

Liposuccion de piernas

¿Cómo se hace este procedimiento?

Luego de que ya se le haya aplicado la anestesia al paciente, el galeno debe proceder a realizar una o varias incisiones en los lugares en los que se consideren oportunos de acuerdo al tipo de intervención que se va a llevar a cabo. Luego de haber realizado las incisiones, se introducirá una cánula equipada con mecanismos de succión. Este artefacto es el que va a encargarse de ir despegando la grasa y succionándola al mismo tiempo, de modo que va a poder ser eliminada del cuerpo del paciente de forma definitiva.

Casi inmediatamente después de haber llevado a cabo estos procedimientos, ya se va a notar una diferencia enorme en las piernas, haciendo que se vean más esbeltas y menos grasosas de lo que estaban hasta hace unas horas atrás. Posteriormente, hay que dejar que tanto la anestesia utilizada como la sangre que pueda correr producto de la intervención drenen, siempre prestándole la debida atención a cierto tipo de materiales utilizados durante el procedimiento como gasas.

Esta es una cirugía de mucha complejidad que somete a los pacientes a peligros inimaginables, pero que deja unos resultados infinitamente satisfactorios para la gran mayoría de ellos. De lo que si hay que siempre estar muy al pendiente es de buscar a los mejores profesionales en el área para poder estar seguros de que todo va a salir a las mil maravillas. Hay que tomar en cuenta que una liposucción implica muchos riesgos y no se debe dejar el cuerpo en manos que no tengan ni idea de qué hacer con él.

Postoperatorio y recuperación

Dependiendo del paciente que se haya sometido a la liposucción, la recuperación puede ser más o menos complicada, pero siempre va a ser igual de importante que la propia cirugía para que los resultados sean los mejores. Si no hubo ningún tipo de complicación que implique cierta preocupación, el postoperatorio y la recuperación no deberían representar ningún problema futuro para el paciente siempre y cuando siga las indicaciones que los especialistas le den.

Una vez que haya culminado todo el procedimiento, el paciente tiene que permanecer en el centro de salud durante un tiempo aproximado de 48 horas continuas, pero todo va a depender enteramente de cómo se esté llevando a cabo su evolución. Durante ese plazo de tiempo, los profesionales de la salud van a poder observar cómo están reaccionando las piernas a la intervención y qué tipo de inconvenientes se pueden llegar a producir para ser neutralizados inmediatamente.

Es posible que durante las primeras horas el paciente no vaya a sentir absolutamente nada, sobre todo si hablamos de un caso en el que se aplicó la anestesia total. Sin embargo, este va a ir recuperando sensaciones y comenzado a sentir dolores, los cuales no tienen que ser ninguna señal de alarma porque son muy comunes en este tipo de procedimientos. En caso de que las molestias y los dolores sean tan insoportables, se puede hablar con el médico para que recete algún medicamento que los alivie en la medida de lo posible.

En caso de que al paciente haya decidido someterse a liposucción de piernas, glúteos y rodillas al mismo tiempo, los periodos de recuperación por los que se debe pasar pueden tener diversas variaciones, aunque no es común que sean demasiado largos. Luego de esto, se va a requerir de la aplicación de vendajes o fajas que le den al paciente un poco de comodidad ante la cantidad de fluidos que va a ir perdiendo a medida que su recuperación va avanzando.

Liposuccion de piernas tratamiento

Presenta riesgos la operación

A pesar de todas y cada una de las complicaciones, es posible afirmar que la liposucción de piernas es la mejor solución que se tiene a mano para desaparecer de una vez portadas todos esos complejos que le impiden a tanta gente utilizar shorts cortos o trajes de baño porque piensan que todos esos defectos saldrán a relucir en todo momento. No es una situación agradable para los hombres, pero para las mujeres puede ser una verdadera catástrofe durante los meses veraniegos.

Si bien es cierto que las posibles complicaciones a las que los pacientes se están arriesgando son muchas y muy conocidas, los resultados demuestran que todos los sacrificios valdrán la pena al final. Además, es increíble la cantidad de avances que se han hecho, y se siguen haciendo, en este tipo de procedimientos para que cada día que pasa sean más y más seguros para los pacientes que deciden someterse a ellos. Esto hace que los futuros candidatos no tengan porqué angustiarse de más ante la posibilidad de ser operados.

Adicional a eso, surgió la posibilidad de realizarse liposucciones de piernas con láser, lo que significa que los tejidos y vasos sanguíneos ya no se van a ver tan expuestos durante el transcurso de la cirugía. Esto hace que el procedimiento sea aún menos riesgos de lo que comúnmente es.

En los años recientes, a la liposucción de piernas se le ha añadido una muy ingeniosa innovación y es el uso del láser, el cual ha significado uno de los mayores refinamientos que se le han hecho a este procedimiento estético desde su creación. La tan conocida como lipoláser es uno de los tantos pasos que se ha dado en lo referente a cirugía estéticas y retracción de la piel, lo que contribuye a que la recuperación sea mucho más sencilla y reconfortante de lo que era anteriormente.

Lo mejor del caso es que con estas nuevas técnicas ya no será imposible llegar a ciertas zonas que no eran alcanzables para la liposucción tradicional, tales como las rodillas y los tobillos. El procedimiento básicamente consta de la destrucción de la grasa y contracción de la piel a través del uso de la aplicación subcutánea de dos clases de longitud de onda, una que derrite a grasa y otra que estimula el colágena y la contracción de la piel.

Un dato que ha atraído a muchos a que se practiquen este procedimiento es que se lleva a cabo de forma ambulatoria y solo requiere de anestesia local y sedantes. Lo primero que se debe hacer es una incisión no mayor a los 4 milímetros, que es a través de la cual va a introducirse la fibra óptica flexible para conducir la energía láser necesaria. La longitud para derretir la grasa produce una licuefacción de la misma, la cual va a ser aspirada por una cánula mucho más fina que la usada en la liposucción tradicional.

Liposuccion de piernas precio

¿Cuál es su precio?

Hay que tener muy en cuenta que el área y complejidad de la operación es la que determina qué tanto puede costar o no esta operación, por lo que se debe preparar un presupuesto en base a este importante factor. En el caso de la liposucción de piernas, el precio puede llegar hasta los 3000 euros, pero todo va a depender de la clínica y médico que se elija para esto. Se han llegado a conocer casos de muy buenos cirujanos que no cobran más de 1000 o 2000 euros, lo que no hace que su trabajo sea de menor calidad que los que cobran más que eso.

Sin embargo, siempre es muy importante saber que los que suelen cobrar menos no generan mucha confianza por una u otra razón. Lo más importante es elegir al mejor profesional que nos haga el mejor trabajo posible.

Fotos de resultados del antes y el después

Vídeo sobre la intervención

Ante cualquier problema de salud o en caso de necesitar consejo, debes acudir a un profesional médico. La información de este blog es complementaria y no debe ser tomada como asesoramiento profesional.

Fuentes:

Liposucción de piernas
5 (100%) 2 votes