Actualmente, cualquier inconformidad corporal puede resolverse mediante cirugías estéticas, lo que ha provocado que muchos hombres y mujeres se desvíen de los tratamientos tradicionales que consisten en rutinas de entrenamiento y dietas, para optar por métodos inmediatos que solo deban mantener una vez realizados.

Por su parte, los profesionales argumentan que estos procedimientos no son solo caprichos sino que aportan bienestar al paciente, haciéndoles sentirse más seguros y con mejor autoestima respecto al aspecto, incluso en zonas íntimas, como en este apartado donde desarrollaremos todo lo referente a la liposucción de pubis masculino y femenino.

¿Qué es la liposucción de pubis?

La liposucción de pubis es un tratamiento quirúrgico, cuyo objetivo es corregir cualquier lipodistrofia en la zona ubicada bajo el abdomen y sobre los genitales, donde se concentre grasa, originando un abultamiento desproporcional a la silueta del cuerpo y antiestético.

Este es un problema que suele provocar incomodidad al momento de usar roja ajustada, bañadores y durante sus relaciones sexuales. Además, en cuanto a los hombres, causa un efecto visual respecto al pene, haciéndolo parecer más pequeño de lo que en realidad es.

liposuccion de pubis precio

Así mismo, entre las razones se mencionan aumento o reducción de peso, envejecimiento o cambios hormonales. Respecto a este, en mujeres puede ser producto del embarazo cuando la grasa se redistribuye a diferentes partes como glúteos, laterales o área genital.

¿Cómo se hace este procedimiento?

Una intervención quirúrgica en la zona genital o cerca de esta es un proceso delicado dadas sus características nerviosas y la cantidad de vasos sanguíneos que involucra. En este grupo se incluyen las labioplastias, vaginoplastias, clitoriplastias, reconstrucción del himen y micro injertos de vello púbico.

El proceso no difiere mucho de una liposucción en cualquier otra área. No obstante, en este caso se trata de un tratamiento ambulatorio, es decir que no requiere ingreso hospitalario, sumamente rápido y sencillo; su duración no excede los 75 minutos y solo requiere anestesia local y sedación.

La excepción a estas normas se da cuando se combina más de un solo procedimiento durante la intervención, en la que se necesite anestesia completa y, por supuesto, la duración puede extenderse, y así mismo el tiempo de recuperación y las condiciones necesarias respecto a las instalaciones de la clínica.

Al igual que cualquier otro proceso quirúrgico, las liposucciones de pubis cuentan con dos etapas decisivas que son la consulta previa con el médico o médicos especialistas que estarán a cargo de la cirugía y la operación en sí misma. A continuación, detallaremos el desarrollo de cada una.

Consulta preoperatoria

En una primera cita, el cirujano a cargo armará el historial médico del paciente y le proveerá toda la información pertinente y necesaria respecto a la intervención a la que pretende someterse. Así mismo deberá ofrecerle todas las opciones alternativas para resultados similares.

Los parámetros habituales en esta etapa consisten en una revisión del estado general de la salud (exploración genital, edad, antecedentes) y realización de pruebas especializadas como electrocardiogramas y ecografías para determinar la técnica más idónea para el casi específico.

Del mismo, en esta etapa el paciente le comentar al médico cualquier enfermedad o patología que sufra, hábitos como el consumo de tabaco o ingesta de suplementos vitamínicos que puedan retrasar la coagulación de la sangre, alergias a medicamentos y resolver cualquier duda.

Aquí también es el momento oportuno para solicitar combinarla con otros tipos de lipo, siendo la más común la abdominoplastia, y particularmente en las mujeres con el aumento de labios superiores a través de una lipotransferencia o lipofilling.

Cirugía

Ya en quirófano, se procede a la aspiración del tejido adiposo a través de una incisión donde se insertan micro cánulas de entre dos a cuatro milímetros de diámetro. También se suele realizar una lipoescultura con luz láser para eliminar la grasa superficial y estimular la producción de colágeno y elastina.

Otra alternativa complementaria se le conoce como lifting público, cuyo objetivo es corregir o eliminar la piel sobrante que queda descolgada en la zona intervenida. La mayor ventaja de este tratamiento es que la cicatriz es casi imperceptible y además queda escondida en la raíz capilar íntima.

De igual forma, los avances de la medicina estética moderna ofrecen hoy otras técnicas menos invasivas para la reducción de monte público (hombres) o monte de venus (mujeres) como la radiofrecuencia. Sin embargo, es mayormente indicada para los casos de acumulación menos severos.

Postoperatorio, recuperación y cuidados

Cada paciente es diferente, y en consecuencia los cuidados postquirúrgico que se requieren pueden variar según el caso, sobre todo cuando se acude a alternativas como la radiofrecuencia. Así mismo, también interviene el factor de operaciones combinadas, donde la recuperación podría demandar atenciones mayores.

No obstante, tanto para hombres como para mujeres suelen ser regulares, y dejando a un lado el último de los casos podemos enumerar los cuidados básicos y más comunes que debe tomar en cuenta todo paciente una vez que abandone la sala clínica, luego de al menos dos horas en observación.

liposuccion de pubis hombres

Actividad física

La liposucción de pubis no requiere de un largo tiempo de recuperación, y dependiendo del trabajo al que el paciente se dedique podrá reincorporarse a partir del tercer o quinto día después de la operación, según lo indique su médico.

Sin embargo, no podrá realizar ejercicios ni tareas que requieran gran esfuerzo como cargar pesos. Así mismo, las relaciones sexuales deberán esperar hasta después de dos semanas o un mes, de acuerdo al especialista a cargo.

Higiene

El paciente podrá asear el área intervenida tan inmediatamente como llegue a casa, preferiblemente con una esponja suave. No así en actividades al aire libre como ir a la playa o piscina sino hasta que le sean retiradas las suturas.

Si se trata de una mujer en periodo de menstruación no existe ningún inconveniente. No obstante, en estos casos se recomienda que lave el área con frecuencia durante los días que permanezca con fluido sanguíneo.

Medicamentos

Es normal que el paciente experimente ciertas molestias como ardor o dolor en la zona intervenida después de una cirugía, sin embargo, se trata de incomodidades transitorias que disminuirán mientras pasa el tiempo.

De todas formas, lo regular es que el médico especialista le recte algunos medicamentos de uso común, como antiinflamatorios y analgésicos para aliviar los posibles dolores, sobre todo durante las horas de la noche.

Respecto a otros fármacos de uso regular, lo recomendable es que consulte a su médico para evitar problemas. Por ejemplo, algunos suplementos vitamínicos contienen sustancias anticoagulantes, contraindicadas en estos casos.

Además, entre el equipamiento necesario después de una liposucción de pubis está el uso de una faja elasto-compresora para mantener el área intervenida presionada y ayudar al moldeado.

Consultas de revisión

El especialista deberá programar consultas de seguimiento al cabo de algunos días, semanas y meses para evaluar el progreso en el proceso de recuperación, así como retirar las suturas y realizar ajustes en las recetas.

De la misma manera, es posible que actualice las sugerencias postoperatorias y, en el peor de los casos, deba realizar alguna curación no planificada por complicaciones que surjan durante la etapa postoperatoria.

Cicatrización

Entra dentro del ítem anterior. Tal como su recuperación, el proceso de cicatrización es bastante rápido y las marcas son casi imperceptibles, además de que suelen quedar ocultas por el vello púbico.

Sin embargo, en caso de que genere incomodidades puede aplicar productos de fácil acceso como cremas, aceite de rosa mosqueta, parches de silicona o someterse a procedimientos láser, entre otros.

Por supuesto, la recomendación continúa siendo consultar al médico acerca de la mejor opción, sobre todo en el caso de la última opción mencionada (láser), ya que podría ser contraindicado para el proceso.

¿Presenta riesgos la liposucción del monte de venus?

Existen muchos opiniones encontradas que descalifican la necesidad de realizar cirugías estéticas por los posibles riesgos a los que se expone cualquier paciente mientras está inconsciente, y de igual manera después de la operación en caso de que no sea capaz de seguir al pie de la letra las indicaciones médicas y aun si lo hace.

Respecto a las liposucciones de pubis, el riesgo más común que puede resultar es una mala cicatrización en la superficie del área tratada, como que sea de un color diferente o marcas prominentes. Así mismo, pueden originarse en los tejidos profundos internos del área que fue operada.

No obstante, estos son problemas que pueden ser solucionados en un consultorio médico durante alguna de las citas programadas o una de emergencia, por lo que se recomienda que el especialista siempre ofrezca una línea de contacto directo para atender cualquier eventualidad.

Pero aunque la mayoría de los pacientes no experimenta ninguna complicación mayor, el cirujano debe explicarle al paciente cuáles son las posibles consecuencias de someterse a este procedimiento, y asegurarse de que las entienda. Entre estas podemos mencionar la siguiente lista.

Sangrado

No es común, sin embargo puede que se acumulen cúmulos de sangre en las heridas, por lo que es preferible que como medida de prevención no se consuman aspirinas ni antiinflamatorios desde 10 días antes de la cirugía.

En caso de que se presente sangrado, el tratamiento para revertirlo consiste simplemente en extraer la sangre acumulada. Las mujeres pueden diferenciarlo de la menstruación por su procedencia y porque no causa dolor.

Infección

Por una mala cicatrización o descuidos respecto a los cuidados y la higiene. No suelen ser severos pero debe ser atendido de inmediato a través del suministro de antibióticos y, en algunos casos, una segunda cirugía.

Pérdida de la sensibilidad

Puede que los nervios debajo de la piel de la zona tratada no respondan a estímulos del tacto, pero no es frecuente. A veces se resuelve de manera espontánea mientras pasa el tiempo, aunque en otros casos es irreversible.

Irregularidades

Algunos factores como el tono de piel y prominencias óseas pueden afectar el resultado de la cirugía, produciendo irregularidades en el contorno y depresiones de la piel, y originando una asimetría respecto al resto del cuerpo.

Seromas

Es muy raro, pero puede ocurrir que se acumulen fluidos dentro del área intervenida. Para solucionarlo se acuden a tratamientos adicionales e inclusive nuevas cirugías para drenar.

liposuccion de pubis

¿Precios?

Antes de determinar un costo estándar para las liposucciones de pubis, se deben considerar algunos factores que pueden producir variaciones, como el médico que realice el procedimiento y centro ambulatorio donde se lleve a cabo.

La recomendación universal es siempre acudir con doctores con la cualificación y experiencias más idóneas y uso de equipamiento médico de calidad, fiabilidad y aprobados por las autoridades sanitarias nacionales correspondientes.

En este sentido, el impacto monetario en el bolsillo del paciente carece de valor frente a las prevenciones y medidas de seguridad del tratamiento en las manos adecuadas y ofrecidas por la organización que avale la operación.

Otros ítems a considerar es el recurso humano asistencial que acompañará al cirujano durante la intervención, al anestesiólogo y todos los medicamentos que el especialista recete para los cuidados posteriores.

Elementos como cirugías de emergencias y tratamientos inesperados no son considerados dentro del precio total. No obstante, se le sugiere al paciente tener un fondo apartado para atender este tipo de eventualidades.

De igual forma, ante los avances médicos y tratamientos alternativos, los costos pueden elevarse, y esto sin considerar que se combinen más procedimientos que puedan elevar el precio total de todo el conjunto.

Las variables a considerar en este aspecto son el tiempo de uso del quirófano, los medicamentos de uso común entre los procedimientos y ajustes especiales respecto a los cuidados pertinentes para todas las intervenciones unidas.

Y por último, las demandas de una liposucción de pubis que es mayormente requerida por mujeres que por los hombres que bien pueden no sufrir de este tipo de protuberancias o no darle importancia.

En conclusión, el costo general de una cirugía regular de este tipo ronda los 4.000 euros, mientras que la radiofrecuencia se divide en sesiones de € 300, cada una. Y el tratamiento mínimo requiere al menos 12 de estas.

Fotos de resultados del antes y el después

Vídeo sobre la intervención

Liposucción de Pubis
5 (100%) 1 vote