En el mundo de la cirugía estética la liposucción es uno de los procedimientos más demandados, en vista de que resulta una solución rápida y efectiva para eliminar la grasa rebelde acumulada en determinadas partes del cuerpo.

Algunos tipos de liposucción se llevan a cabo bajo anestesia local, mientras que otros requieren una sedación general, dependiendo de la zona corporal que se está tratando y la cantidad de procedimientos a ejecutar.

Como se trata de un tratamiento invasivo suele producir un poco de dolor luego de realizarlo, situación que se considera normal tomando en cuenta que requiere el movimiento de los tejidos para extraer la grasa acumulada.

¿Qué es la liposucción wal o tumescente?

La liposucción wal o tumescente se trata del proceso a través del cual se extrae la grasa acumulada en una determinada parte del cuerpo, usando una mayor cantidad de anestesia local, con el objetivo de evitar la inflamación, el sangrado y dolor en la zona antes, durante y después de la cirugía.

La mayoría de las liposucciones con anestesia local se realizan en los brazos, la parte alta o media de la espalda, las piernas, la cadera, los tobillos, entre otros. Por lo general no suelen doler mucho pero con la aplicación de la técnica tumescente esta condición se reduce en un mayor porcentaje.

liposuccion tumescente recuperacion

Este método para extraer de forma más rápida, fácil y menos dolorosa la grasa corporal localizada fue creado en el año 1985 por el cirujano Jeffrey Klein. En la actualidad se realiza en casi todas las liposucciones, en vista de que evita los riesgos propios de esta cirugía.

El significado de tumescente se traduce en hinchado y firme, en vista de que así es como queda la zona a tratar antes de la intervención, como consecuencia de los líquidos inyectados previamente.

Entonces, la liposucción tumescente se trata de una lipoescultura, en vista de que el cirujano no sólo extrae la grasa localizada sino esculpe la zona del cuerpo a tratar, con el objetivo de proporcionar una apariencia delgada y proporcional a la figura del paciente.

¿En qué consiste el procedimiento?

La liposucción tumescente consiste en un procedimiento similar al tradicional pero con una labor previa que reduce algunos de los efectos secundarios asociados a la intervención quirúrgica: la inyección de sustancias antes de la cirugía.

Tipos de liposucción tumescente

Hoy en día, los cirujanos plásticos suelen realizar la liposucción tumescente por medio de la aplicación de dos técnicas:

Técnica mojada

Dicho procedimiento previo consiste en inyectar en la zona a tratar una sustancia combinada compuesta por el anestésico lidocaína y una sustancia denominada epinefrina, la cual produce una pequeña contracción de los vasos sanguíneos.

La inyección de este líquido previo al procedimiento quirúrgico permite que los tejidos lipídicos se inflamen y se endurezcan. Esto permite su extracción por succión con una cánula de alta presión de una forma menos abrasiva y con mucho menos sangrado que el método tradicional.

Técnica súper mojada

Este procedimiento es parecido a la liposucción tumescente con técnica mojada pero se usa la anestesia y la epinefrina en menor cantidad; además se hace un proceso de sedación endovenosa o anestesia general para garantizar que el paciente no sienta ningún dolor durante y después de la cirugía.

Una de las ventajas que tiene la técnica súper mojada es que se realiza la liposucción de una forma más rápida, en vista de que el médico no necesita esperar a que desinflame la zona a tratar; además el paciente puede aprovechar la anestesia general para hacerse otros procedimientos estéticos.

Ambas técnicas son las preferidas actualmente por los especialistas en medicina estética en vista de que con el método seco o tradicional se presentaba un sangrado mucho mayor, además se requería una hospitalización posterior a la cirugía.

La aplicación de todas las técnicas de la liposucción tumescente puede realizarse de forma paralela en diversas partes del cuerpo como abdomen, brazos, piernas, papada, espalda, entre otros. El método depende de la preferencia del especialista y la condición del paciente.

¿Cuáles son los beneficios?

La liposucción con infiltración tumescente produce una serie de beneficios tales como:

  • Reducción de la sensación de dolor durante el período de recuperación, gracias a que el anestésico reduce el tamaño de los tejidos. Además, el procedimiento es más suave, por lo que afecta muy poco los tejidos.
  • Disminuye la cantidad de líquido que se pierde durante la ejecución del procedimiento.
  • Reduce significativamente los moretones posteriores a la cirugía como consecuencia de la aparición de várices.
  • Los resultados se observan instantáneamente.
  • La recuperación es mucho más rápida.
  • Es mucho más segura que la liposucción tradicional.

¿Existen riesgos?

Tal cual como ocurre en cualquier tipo de liposucción, durante o después del procedimiento pueden ocurrir ciertas complicaciones tales como:

  • Reacción por la toxicidad de la lidocaína, tomando en cuenta que la dosis utilizada en la técnica tumescente se triplica, lo que produce dificultad para que el organismo la metabolice adecuadamente.
  • Puede generarse una acumulación de líquido en los pulmones como consecuencia de la inyección de mucha solución en la zona de tratamiento.
  • Puede desarrollarse una infección.
  • Aun cuando en este procedimiento es poco probable pueden producirse acumulaciones de grasa localizada que se observan en forma de hoyuelos en la piel.
  • Inflamación excesiva como efecto secundario de una reacción a las sustancias inyectadas.
  • Moretones como consecuencia del uso de una cánula de alta presión para extraer la grasa.
  • Sensación de adormecimiento en la zona tratada. Esto disminuye con el paso del tiempo.

En realidad es poco probable que se presenten efectos adversos indeseados luego de la liposucción tumescente. Sin embargo es mejor no tomar riesgos, pues se trata de la salud. En ese sentido, lo más recomendable es consultar con el especialista si se cumplen con los estándares para someterse a este procedimiento.

Por tanto, es importante saber que la liposucción tumescente representa un método ideal para personas que hacen ejercicio con frecuencia y llevan una dieta saludable pero no logran eliminar la grasa localizada conocida como “rebelde”.

Este tipo de liposucción también es muy efectiva para aquellos individuos que tienen grasa acumulada en determinadas zonas de su cuerpo como consecuencia de  factores genéticos. Por ejemplo, algunos individuos delgados pueden tener papada, los brazos o tobillos muy gruesos.

Por lo general, las personas que sufrieron obesidad o sobrepeso y perdieron algunos kilos suelen presentar también grasa acumulada en su cuerpo, la cual viene acompañada por flacidez. En ese caso es necesaria tanto la liposucción como el lifting para eliminar la piel sobrante.

Liposuccion tumescente

Otro factor fundamental antes de someterse a una liposucción tumescente es consultar e indagar muy bien acerca de las clínicas y los médicos especialistas en estas técnicas en la zona donde se reside, pues lo más idóneo es contratar los servicios de un profesional capacitado para realizar el procedimiento adecuado.

En España existen diversos centros estéticos que cuentan con el reconocimiento y respaldo necesario para garantizar un resultado óptimo en la ejecución de liposucciones tumescentes y tradicionales. La salud no es un juego y debe valorarse bien la relación costo-beneficio.

Postoperatorio, recuperación y cuidados

El postoperatorio de una liposucción tumescente es casi el mismo que el de la liposucción tradicional, tales como:

Según la cantidad de zonas del cuerpo que se hayan tratado se realizará una hospitalización o se puede hacer de forma ambulatoria.

Una vez que la persona ha sido intervenida suele durar unas horas en recuperación si es ambulatoria y si requiere hospitalización ésta es solo de 24 horas.

Al dar de alta al paciente, el médico suele indicar un tratamiento a base de antibióticos, analgésicos y antiinflamatorios para evitar el desarrollo de una infección o para disminuir el dolor (se presenta una sensación de quemadura leve y dolor muscular suave).

Aun cuando es mucho menor que en la liposucción tradicional, en el caso de la tumescente también se presenta una pequeña inflamación que desaparecerá luego de unos siete o diez días.

En realidad el proceso de retracción de la piel es bastante lento,  por lo que los resultados finales de la cirugía se observarán al 100% luego de cinco o seis meses posteriores al procedimiento.

Durante ese período debe acudirse a las revisiones de rutina que indica el médico y cumplir con los cuidados necesarios para garantizar mayor efectividad.

Cuidados postoperatorios

Por lo general, quienes se someten a una liposucción tumescente suelen retornar rápidamente a sus labores (3 0 4 días después de la cirugía), según la cantidad de zonas tratadas; sin embargo, no se puede olvidar que la recuperación depende directamente de los cuidados que se tengan tras la intervención, tales como:

  • No hacer ejercicio físico moderado e intenso hasta después de un mes de la cirugía.
  • Evitar asistir a piscinas o playas hasta después de unos tres meses posteriores a la liposucción.
  • Hacer ejercicio cardiovascular leve desde el primer día de la cirugía como caminar o hacer bicicleta estática suave y lentamente.
  • Bañarse a partir del segundo día de la cirugía pero con agua un poco templada. Es necesario evitar los baños largos o con el agua muy caliente, en vista de que puede provocar inflamación en la zona tratada.
  • No exponer al sol las cicatrices durante un año aproximadamente. En ese sentido es necesario utilizar protector solar total, el cual debe aplicarse cada dos horas.
  • Evitar los movimientos bruscos o toscos que puedan producir daño a los puntos suturados.
  • No alzar objetos muy pesados ni cargar niños durante un lapso prudencial (dos o tres semanas, según el paciente).
  • Utilizar las vendas elásticas de compresión para garantizar una retracción correcta de la piel.
  • Seguir al pie de la letra todas las indicaciones realizadas por el médico.

liposuccion tumescente precio

¿Cuál suele ser el precio?

El precio de una cirugía de liposucción basada en la técnica tumescente depende directamente de la zona a tratar, la clínica estética en la que se realizará la cirugía y el especialista que la ejecutará; sin embargo, es posible identificar la oscilación de precios, tales como:

En muslos

El precio se encuentra entre los 4 mil y 7 mil euros. Si se aplica la técnica mojada no requiere hospitalización; sólo un proceso de recuperación de una o dos horas.

En abdomen

Tiene un costo entre dos mil y seis mil euros, según la cantidad de grasa a extraer.

En caderas

El precio de esta cirugía oscila entre los 1500 y 7 mil euros. En caso de aplicar la técnica mojada no es necesaria una hospitalización; basta con un proceso de recuperación de una o dos horas.

En los muslos y rodillas

Esta cirugía tiene un precio que oscila entre los 1800 y 3 mil euros, al igual que la de la zona anterior del muslo y las rodillas.

En la parte externa de los muslos

Este procedimiento tiene un costo que oscila entre los 1.600 y los 5 mil euros.

En brazos

El precio se encuentra entre los mil y 4 mil euros.

En glúteos

El precio oscila entre los mil y 3 mil euros, dependiendo de la técnica aplicada y la cantidad de grasa a extraer.

En pecho

Aun cuando es poco común algunos hombres o mujeres desean reducir sus pechos luego de perder unos cuantos kilos de peso. Esta cirugía tiene un costo que se encuentra entre los 2500 y 6 mil euros.

En la zona facial

La liposucción de mejillas, cuello, mentón y papada tiene un costo que oscila entre los 1.800 y los 4 mil euros.

En los flancos

Tiene un precio que oscila entre los 1500 y los 4 mil euros.

Entre las opiniones de las personas que se han sometido a una liposucción tumescente abundan las positivas, en vista de que la mayoría plantea que los resultados se observan inmediatamente, el procedimiento es indoloro, no deja moretones, no se sangra mucho durante el procedimiento y la recuperación es muy rápida.

Fotos de Resultados del antes y después

Vídeos sobre la operación

Ante cualquier problema de salud o en caso de necesitar consejo, debes acudir a un profesional médico. La información de este blog es complementaria y no debe ser tomada como asesoramiento profesional.

Fuentes:

Liposucción tumescente
5 (100%) 1 vote