Mamoplastia de aumento y reductora

Una de las cirugías estéticas que más demanda ha tenido desde hace muchos años es la mamoplastia, procedimiento a través del cual se incrementa o disminuye el tamaño del busto de las mujeres.

Algunas chicas tienen el busto muy pequeño para el tamaño de su cuerpo, mientras que otras poseen senos muy grandes. Otras poseen senos caídos luego de amamantar o por pérdida de firmeza en la piel. Es por ello que algunas toman la decisión de someterse a esta intervención para lograr un busto proporcional y firme.

¿Qué es la cirugía estética plástica de pechos?

La cirugía de pechos se trata de un procedimiento quirúrgico que se realiza con el objetivo de arreglar y modificar la forma de las mamas. Se basa principalmente en la eliminación del exceso de tejido mamario como consecuencia del embarazo o pérdida de peso y la restauración del tejido para proporcionarle más firmeza a los senos.

Esta cirugía se lleva a cabo en pacientes que tienen los pechos caídos y los pezones apuntando hacia abajo, mas no modifica su tamaño. Solo se trata de una forma de reacomodar los tejidos para darle mayor firmeza. Suele ser una solución bastante efectiva para las mujeres con problemas de autoestima por el estado de sus senos.

A medida que envejecemos la piel de nuestro cuerpo va perdiendo esa firmeza y elasticidad que la caracteriza durante la juventud. Los senos no escapan de ello y por eso es que se realiza este procedimiento quirúrgico, en pro de rejuvenecer la apariencia de los pechos.

Pero no solo se reafirma la piel, también se elevan los pezones para que queden ubicados de forma correcta, además se puede reducir el tamaño de la aureola de los pezones en los casos en que éstas estén estiradas y sean desproporcionadas con relación al tamaño de cada mama.

Algunos de los factores por los que esto ocurre son: una pérdida de peso bastante rápida, varios embarazos o por gravedad, en aquellas mujeres que tienen un busto bastante pronunciado.

La cirugía estética de pechos suele proporcionar resultados más duraderos en las mujeres con busto pequeño, mientras que aquellas con senos grandes tienden a presentar flacidez más rápido como consecuencia de la gravedad y el paso del tiempo.

mamoplastia como se hace

¿En qué consiste este procedimiento de cirugía estética?

La cirugía estética de mamas o mamoplastia consiste en un procedimiento quirúrgico que se lleva a cabo tanto en hombres como en mujeres que desean incrementar o disminuir el tamaño de sus pechos. En tal sentido, se realizan dos procedimientos diferentes:

Cirugía de aumento de pechos

Se trata de una cirugía bastante sencilla en la que el cirujano plástico realiza un aumento de mamas por medio de la inserción de implantes de silicona en cada seno. Se realiza bajo anestesia general o local con sedación, según el criterio del especialista.

Para efectuar este procedimiento existen tres técnicas: hacer una pequeña incisión en el surco debajo del seno y por allí introducir el implante; realizar un corte periareolar (alrededor de la aureola) y pasar el implante por ahí o hacer la incisión debajo de la axila para encajar la prótesis.

Todos estos procedimientos se hacen a través de cortes muy pequeños, por lo que las cicatrices son casi imperceptibles; es decir, no producen daño estético alguno en las mamas.

La prótesis se introduce en la cavidad creada por el cirujano una vez que hace la incisión. Dicho espacio puede hacerse tanto debajo del músculo pectoral (aumento submuscular) como del tejido mamario. Una vez culminado el procedimiento se sutura la incisión y se coloca un vendaje.

Para el aumento de mamas se usan generalmente las prótesis que tienen una membrana de silicona rellena con gel, en vista de que disminuyen la retracción capsular (que proporciona dureza, molestia y una apariencia esférica al seno) en un alto porcentaje y proporciona resultados muy favorables.

Esta cirugía tiene una duración entre una y dos horas, con un resultado que se hace visible de inmediato. Se considera de carácter ambulatorio, por lo que la paciente puede retirarse a su casa el mismo día, aunque en algunos casos es hospitalizada durante 24 horas para mantenerla en observación postoperatoria.

Te puede Interesar:  Mentoplastia: Armoniza tu Rostro con esta Técnica

Este procedimiento no interviene en la capacidad para amamantar de la mujer, por lo que podrá tener un embarazo mientras lleve sus prótesis, aunque luego de este proceso las mamas cambian de forma y textura como consecuencia de la inflamación natural que produce la lactancia.

La operación de aumento de mamas se hace en chicas con los senos muy pequeños, mujeres acomplejadas por el tamaño de sus pechos u hombres que se realizarán el cambio de sexo.

Sin embargo, en el caso de las mujeres a quienes les han extirpado los senos por alguna enfermedad como el cáncer también se introduce una prótesis de silicona para crear un seno lo más natural posible. En este caso el procedimiento recibe el nombre de mamoplastia reconstructiva.

Cirugía de reducción de pechos

Contrario a la cirugía de aumento de pechos, la mamoplastia reductiva se realiza con fines más enfocados hacia la salud que la estética de la paciente, en vista de que poseer unos senos muy grandes suele provocar algunas molestias físicas como dolor de espalda e interferir en actividades como el ejercicio.

Aun cuando tendemos a creer lo contrario, las mujeres que tienen los senos muy grandes para el tamaño de su cuerpo tienden a sufrir problemas de autoestima, en vista de que esta condición les limita a la hora de lucir algunas prendas de vestir como blusas con escotes pronunciados, además dormir boca abajo es bastante difícil.

Para realizar esta cirugía se aplica anestesia general, luego se hace una incisión alrededor de la aureola del pezón y se procede a extraer el tejido mamario, la piel y la grasa en exceso, luego se reubica el pezón y se sutura la incisión. El cirujano colocará una venda elástica con baja compresión.

En la mayoría de los casos se coloca una sonda de drenaje al lado del seno, bajo el brazo, con el objetivo de dejar fluir el líquido y la sangre que se genere en exceso en las mamas.

Para las mujeres que se someten a este procedimiento quirúrgico amamantar después de la cirugía puede ser muy difícil. Por esa razón se recomienda posponerla si se tiene planificado un embarazo o la aplicación de una dieta estricta para bajar de peso, en vista de que ambas situaciones alterarán el tamaño y la forma de las mamas.

En este tipo de cirugía el médico cirujano intenta mantener una simetría en el tamaño de ambos senos; sin embargo, suele presentarse una pequeña variación de un seno a otro. También es probable que la aureola se reduzca de tamaño.

Debes tener en cuenta que las cicatrices de esta cirugía no desaparecen completamente, pues solo disminuyen su pronunciamiento con el paso del tiempo.

Este procedimiento quirúrgico también puede realizarse en hombres que tengan los pechos muy pronunciados. La técnica es la misma para extraer y eliminar todo el tejido graso y piel en exceso.

¿Cuánto tarda en recuperarse de un aumento de senos?

La recuperación de la cirugía de mamas o mamoplastia es bastante rápida cuando no se presentan problemas. Una vez que el paciente sale del quirófano quedará en observación durante unas dos o tres horas. Luego puede retirarse a su casa.

En algunos casos se hospitalizan durante las primeras 24 horas para mantener en observación postoperatoria a la persona. Por lo general se observan ojeras en este tiempo pero es algo normal luego de haber pasado por un quirófano y anestesia general.

El reposo que debe guardarse debe ser absoluto durante una semana, luego se retiran los puntos de la incisión y la persona puede incorporarse a sus actividades diarias teniendo un cuidado especial para evitar posibles complicaciones.

Durante las primeras dos semanas se presenta una hinchazón en los senos y un dolor que se acentúa al mover los músculos del tórax, condición que se va aminorando con el paso del tiempo y el cumplimiento de los tratamientos indicados por el especialista.

Te puede Interesar:  Balón Gástrico: Reduce tu Peso Rápidamente

También se observan pequeños hematomas y se siente molestia alrededor del lugar donde se hicieron las incisiones pero todo esto va desapareciendo paulatinamente siempre que se cumplan los cuidados de forma adecuada.

Otro síntoma postoperatorio es el entumecimiento de la aureola, los pezones y la piel de la mama. Esto puede durar seis semanas aproximadamente y es una condición muy normal.

En ese sentido, algunos de los cuidados postoperatorios de la mamoplastia son:

  • Evitar mover bruscamente o en exceso los músculos del tórax durante las primeras ocho semanas.
  • No levantar los brazos ni ejercer presión con ellos en el pecho.
  • Llevar durante ocho días un brasier postquirúrgico de banda elástica. Después de ese período es necesario usar durante todo el día y la noche los sujetadores de mamoplastia.
  • Mantener en observación permanente los tubos de drenaje, que serán retirados a los pocos días de la cirugía.
  • No agacharse bruscamente.
  • Tomar al pie de la letra el tratamiento basado en antibióticos, analgésicos y antiinflamatorios. Evitar el uso de fármacos anticoagulantes como el ácido acetilsalicílico o aspirina.
  • Al sentarse o acostarse no apoyarse sobre los brazos.
  • Mantener una dieta saludable baja en grasas y carbohidratos. Es importante consumir vegetales que ayudan a acelerar el proceso de cicatrización.
  • Dormir boca arriba o de lado para evitar ejercer presión sobre los senos.
  • Evitar las relaciones sexuales durante una o dos semanas después de la cirugía.
  • Curar las heridas dos veces al día según las indicaciones del especialista.
  • Evita la exposición del pecho al sol. Aun después del período de recuperación es importante evitar exponer las cicatrices.
  • Una vez que el médico autorice la persona debe ducharse una vez al día con agua un poco templada, pues el vapor y calor del agua caliente puede desencadenar un cuadro de inflamación aguda. Es necesaria la ayuda de otra persona para evitar levantar o mover mucho los brazos.
  • Cumplir a cabalidad con las sesiones de masajes postoperatorios y drenajes linfáticos.
  • Asistir a las consultas de seguimiento posteriores a la cirugía.

En caso de las mujeres que practican ejercicio o un deporte con frecuencia deben evitar ejercitarse por un período de tres a cuatro semanas aproximadamente. Para iniciar nuevamente es necesario hacerlo de forma paulatina, según la recomendación del médico y el nivel de tolerancia al dolor.

Tomando en cuenta las opiniones de algunas chicas que han pasado por alguna de estas experiencias de mamoplastia los resultados se observan de forma inmediata y el nivel de satisfacción por ellos es bastante alto, aunque con el paso de los meses es que se presentan los resultados definitivos, una vez que la inflamación desaparece.

Tanto la mamoplastia de aumento de pechos como la de reducción suelen ser bastante satisfactorias, aumentando así la seguridad y autoestima de las mujeres que se han practicado estas cirugías.  Además, en el caso de la reducción el alivio a los dolores de columna es casi inmediato.

Únicamente en casos muy específicos se han presentado algunas complicaciones como infecciones, ruptura de las suturas, encapsulación de las prótesis, entre otras condiciones de las cuales la mayoría se desarrollan como consecuencia del incumplimiento de las indicaciones propias de los cuidados postoperatorios.

Aun cuando la cirugía de aumento tiene una duración bastante prolongada el paso del tiempo hace lo suyo, por lo que a medida que envejecemos las mamas pueden cambiar su forma y perder elasticidad, pues es un proceso bastante natural.

¿Cómo dormir después de una mamoplastia?

Uno de los puntos más importante a tomar en cuenta luego de realizarse una mamoplastia es la postura que utilizamos al dormir, pues estar boca abajo suele ser muy molesto y durante la recuperación es imposible por el dolor que la presión produce.

Durante las tres primeras semanas posteriores a la cirugía es necesario dormir boca arriba, con un pequeño porcentaje de inclinación, para descansar de forma adecuada y evitar dolores de espalda, tanto a escala lumbar como dorsal.

Te puede Interesar:  Operación Láser Ocular

Además es recomendable mantener también las piernas un poco elevadas (colocando una almohada bajo las rodillas) para proporcionar así a la espalda el descanso adecuado, evitando así posibles tensiones musculares que se convierten en dolores posteriormente.

Procura evitar acostarte totalmente tumbada en posición horizontal, en vista de que eso aumenta la presión en el pecho y el dolor será insoportable. Además tu espalda no tolerará mucho tiempo en esa posición.

Esto puede resultar un poco incómodo si acostumbras a dormir en otra posición. Pero no te preocupes pues esto será por un período entre cuatro y seis semanas luego de la operación. Cumplido este lapso podrás comenzar a dormir de costado, siempre alternando los lados para evitar presionar por mucho tiempo un seno.

Si lo tuyo es dormir boca abajo puedes comenzar a adoptar esa postura al menos unos seis meses después de la cirugía; sin embargo, probablemente te resulte incómodo luego de tanto tiempo. En el caso de aumento de pecho aún más, pues las prótesis te presionarán el pecho.

Otra recomendación a la hora de dormir es mantener siempre el sujetador de mamoplastia durante seis meses luego de la cirugía. Pasado este período puede utilizarse un sujetador deportivo durante los próximos seis meses, con el objetivo de mantener la posición adecuada de las mamas.

El uso del sujetador ayuda a que los tejidos cicatricen y se adapten correctamente a su nueva posición. Según el procedimiento realizado como la condición de la paciente será el tipo de sujetador a utilizar. Te recomendamos comprar varios antes de la cirugía para que puedas cambiarlos diariamente.

Precio sobre la operación de tetas 

El valor que tiene una cirugía de mamas o mamoplastia dependerá directamente del tipo de procedimiento a realizar, la clínica donde se llevará a cabo la intervención, así como el reconocimiento del médico cirujano que la efectuará.

Por tanto, si deseas someterte a una intervención de reconstrucción, aumento o reducción de pechos te recomendamos acudir con el cirujano plástico de tu preferencia para que te evalúe y te informe cuál es la técnica más adecuada para tu caso.

De esa forma podrás solicitar un presupuesto y analizar si tu seguro médico cubre la cirugía de una manera parcial o total. Sin embargo, el precio de una mamoplastia con prótesis oscila entre los 4 mil y 8 mil euros.

En lo que a reducción de las mamas se refiere, el precio de la cirugía oscila entre los 7 mil y 9 mil euros, mientras que la operación estética (para reafirmar y acomodar las mamas) tiene un precio mínimo de 6 mil euros y máximo de ocho mil euros.

Algunas clínicas estéticas ofertan planes de financiamiento parcial o total para este tipo de intervenciones quirúrgicas. La gran ventaja de ello es que en España cuentas con muchas opciones para que elijas el centro de salud que más te conviene y en la zona que prefieras.

Recuerda siempre que la recomendación número uno es contratar los servicios de un centro de salud que te garantice salubridad y seguridad al momento de hacerte cualquier cirugía estética.

Vídeo sobre la Intervención quirúrgica

Ante cualquier problema médico o bien en el caso de precisar consejo, debes asistir a un profesional médico. La información de este weblog es complementaria y no ha de ser tomada como asesoramiento profesional.

Fuentes:

Deja un comentario