Otoplastia: Operación Estética de Orejas

La otoplastia es una intervención quirúrgica puramente estética, ya que las orejas de soplillo no afectan al oído como tal, sino al pabellón auricular. Sin embargo, es necesario tener presente que esta condición afecta de manera negativa el autoestima.

Las orejas se desarrollan por completo a la edad de 4 años, por lo que son muchos los niños que se someten a una otoplastia para sentirse más cómodos consigo mismos alrededor de sus compañeros de escuela.

¿Qué es la Otoplastia?

La operación de las orejas de soplillo, también conocida como otoplastia, consiste en aproximar las orejas a la cabeza, además de la posibilidad de reducir su tamaño.

Como ya lo hemos explicado, la otoplastia es una intervención totalmente estética. Debido al hecho de que las orejas se desarrollan desde temprana edad, años atrás se llevaba a cabo mayormente en niños de 5 a 14 años de edad.

Con el paso de los años, esto fue cambiando y hoy en día la cantidad de adultos que se someten a este procedimiento ha aumentado bastante.

Si eres uno de ellos es importante que tengas en cuenta todos los puntos a seguir para que la cirugía de orejas sea un éxito, además de elegir adecuadamente la clínica en la que realizarlo.

Otoplastia antes y despues

¿En qué consiste este procedimiento estético?

Tener orejas de soplillo es un problema estético que se presenta desde que somos niños, lo que puede afectar de gran manera la forma en la que nos desenvolvemos desde una edad muy temprana.

Es por eso que cada vez más se someten a este tipo de operaciones menores que tienen un gran complejo, y a los que sus padres deciden operar para paliar posibles problemas de conducta o sociales.

Las orejas crecen y se desarrollan por completo a la temprana edad de 4 años. Es también muy común encontrar adultos que han vivido durante mucho tiempo con este problema y que ahora quieren ponerle solución.

Vamos a repasar los principales beneficios de hacernos una operación de orejas.

Aumento de autoestima

Las orejas son un elemento que está muy a la vista de cualquiera, tanto si eres hombre como mujer. Vivir con ello para algunas personas puede ser un problema de autoestima y presentar dificultades a la hora de las relaciones sociales.

Al realizarnos esta operación conseguiremos vernos a nosotros mismos de mejor manera, lo que nos hará sentir mucho más conformes con nuestro aspecto físico.

Ganar seguridad en nosotros mismos

Ya hemos explicado varias veces que se trata de un procedimiento puramente estético, pero no por esto debemos considerarlo innecesario.

Estar conformes con nuestro aspecto es completamente esencial, por lo que llevar a cabo un tratamiento como este nos dará eso que nos faltaba para conseguir vernos mejor cuando nos miremos al espejo.

Recuerda que ganar seguridad en nosotros mismos y sentirnos cómodos nos proporcionará mucha felicidad que es difícilmente comparable con otras cosas.

Tipos de anomalías que se presentan en las orejas

Existen varios y diferentes tipos de anomalías de las orejas, entre los que se incluyen los que mencionaremos a continuación:

  • Oreja prominente: Se trata de este tipo de anomalía cuando la oreja sobresale de la cabeza por más de 2 cm.
  • Oreja constricta (gacha/en asa): Sucede cuando el borde externo de la oreja se encuentra doblado o enrollado.
  • Criptotia: El borde superior de la oreja se encuentra doblado y oculto por debajo de la piel del cuero cabelludo.
  • Oreja de Stahl: La oreja tiene forma puntiaguda.
  • Microtia: Se presenta cuando la oreja es demasiado pequeña o está poco desarrollada.
  • Anotia: Se trata de la ausencia de la oreja.
  • Deformidades congénitas del lóbulo: Se trata de esta anomalía cuando los lóbulos se encuentran partidos o duplicados, pero también cuando algunos presentan apéndices cutáneos.
  • Trago accesorio (marca auricular): Ocurre cuando existe un bulto de cartílago o de piel en la parte frontal de la oreja.
Te puede Interesar:  Hilos Tensores o rusos: Rejuvenece tu Aspecto

Tipos de técnicas usadas en operaciones de Otoplastia

Existen diversos métodos para realizar una otoplastia. El método quirúrgico que se vaya a realizar dependerá enteramente del paciente y de la naturaleza y el grado del problema que éste presente.

Mustardé

Se trata de la técnica más conocida porque se utiliza desde los años 60. Es empleada para corregir el anti hélix cuando la forma se encuentra poco desarrollada.

En este proceso se marca una línea en el centro del nuevo anti hélix que se desea reparar y de una porción de piel en forma de huso posteriormente.

Furnas

Consiste en la implementación de suturas concho mastoideas permanentes. Está indicada en el caso de una concha expandida y un pliegue anti hélix normalmente formado. Cuando este pliegue es defectuoso, se puede combinar con la técnica de Mustardé.

Converse

Mediante esta técnica se debe realizar una incisión siguiendo la forma del hélix, la cual debe ser de aproximadamente 1 cm del borde con exposición al cartílago.

La oreja se pliega hacia atrás y el borde posterior del anti hélix, la fosa triangular y el borde de la concha se marcan con tinta en el aspecto anterior del pabellón auricular.

Chongchet

Esta técnica se basa en la doblar la oreja para forma el anti hélix que se desea. Para lograr esto se debe marca desde la raíz del hélix hasta el borde del mismo.

¿Podemos presentar riesgos?

La otoplastia apenas tiene complicaciones más allá de los riesgos propios de una cirugía. Después de la operación, aunque no es habitual, pueden aparecer hematomas o una infección del cartílago, tratados mediante antibióticos.

Como cualquier operación estética, es fundamental que te pongas en manos de una clínica de confianza, que cuente con unas instalaciones adecuadas y un equipo de profesionales debidamente cualificados.

Tratamientos no quirúrgicos

Para este tipo de problemas, hay tratamientos no quirúrgicos que se pueden llevar a cabo poco después del nacimiento y que evitan la necesidad de una cirugía correctiva, la cual suele postergarse hasta que el niño tiene alrededor de 5 años de edad.

La técnica no quirúrgica más conocida es el moldeado de orejas, la cual es realizada por cirujanos plásticos pediátricos. Mediante esta técnica las orejas son moldeadas para darles una forma, proporción o posición normal.

Usualmente, cuanto antes se realice este procedimiento, más probabilidades de éxito existen. Es por esto que el tiempo ideal para comenzar con este tratamiento es de menos de tres semanas de edad, pero es posible lograr mejoría si se comienza un poco más adelante.

Te puede Interesar:  Toxina Botulínica (BOTOX)

Existen diversos métodos de moldeado de orejas. Una de las más comunes consiste en la colocación de un receptáculo de silicona blanca alrededor de la oreja, además de aplicar retenedores de plástico para reformar el cartílago de la oreja.

Este dispositivo debe mantenerse colocado con cinta adhesiva durante un período de entre 4 y 6 semanas. Después de retirarlos, probablemente se colocará cinta adhesiva de doble cara durante 2 semanas para mantener la posición.

Se estima que aproximadamente un 90% de las personas que presentan deformidades en las orejas pueden solucionar el problema mediante este método no quirúrgico.

Recuperación y cuidados postoperatorios

Tras la cirugía se puede sentir molestias que se tratan con analgésicos. Es completamente normal ya que nos acabamos de someter a una operación. Sin embargo, la inflamación desaparecerá en unas 2 semanas y podrás volver a la vida normal. 

La contención externa se lleva a cabo con un vendaje circular que se debe retirar a los 4 días, cuando sea examinado por el cirujano. Durante esos primeros días después de la operación, es recomendable intentar dormir siempre boca arriba.

Después de 2 semanas, los puntos de piel serán retirados y solo será necesario tener algunos cuidados de las incisiones y evitar los grandes esfuerzos. Después de retirar el vendaje, podrás comenzar con tus actividades cotidianas inmediatamente.

Sin embargo, esas actividades no deben suponer una exposición al sol durante mucho tiempo o esfuerzos demasiado grandes que puedan perjudicar el resultado de la operación.

Por este motivo es importante tener mucho cuidado si vamos a la piscina o nos bañamos en el mar. Se recomienda usar tapones durante estos primeros días, o hasta que pasen 2 meses, para evitar posibles infecciones de cualquier tipo.

En el caso de los niños, debemos tener mucho más cuidado en la recuperación. A pesar de que sus tejidos son más flexibles, son menos conscientes de la operación a la hora de realizar movimientos bruscos que puedan ocasionar futuros problemas.

En este sentido, hacemos un llamado a los padres del niño para que estén especialmente atentos a él durante estos días y a que le expliquen debidamente los riesgos que pueden correr.

¿Qué precio tiene la operación de orejas?

Los precios de una otoplastia para corregir unas orejas de soplillo variarán según cada caso, y obviamente dependerá si hay que operar una o dos orejas. Por regla general, el precio de una otoplastia oscila entre los 1.500 € y los 4.000 €.

El precio de la operación es muy bajo comparado con los beneficios que se obtiene. No solo solucionaremos un problema estético, sino que además se recupera la autoestima y la confianza en nuestra imagen.

¿Pueden las orejas volver como estaban en la otoplastia?

No, el resultado es definitivo cuando cicatriza. En otras palabras, la nueva apariencia tiene carácter permanente. Si te pones en manos de una cirujana experimentada tu problema será historia después de la intervención.

Otoplastia precio

¿Cómo dormir después de una otoplastia?

Esta operación se realiza con anestesia local y tiene una duración estimada entre 1-2 horas. No requiere de hospitalización, por lo que el paciente podrá volver a casa unas cuantas horas después del procedimiento.

Te puede Interesar:  Mentoplastia: Armoniza tu Rostro con esta Técnica

La intervención se puede realizar de dos maneras, todo dependiendo del paciente. Si el desplegamiento es relativamente pequeño, se debe plegar el cartílago y dar puntos de sutura en la piel. Pero si por el contrario es demasiado grande, se debe anclar el cartílago al cráneo y remover la piel que sobra.

Los resultados son apreciables desde el primer momento, puesto que las orejas quedan pegadas a la cabeza. Aunque durante el postoperatorio se lleva una banda que no permite ver la posición final de las orejas.

Después de haberse realizado el procedimiento, es importante llevar la banda elástica para que la postura de la orejas se fije por completo y se evite cualquier suciedad.

Esta banda elástica sirve es una especie de protección y apoyo que debe mantenerse por al menos 48-72 horas. Durante este tiempo, es probable que se presenten diversas molestas e hinchazón, pero estas se pueden calmar con analgésicos.

También es importante evitar sitios de calor, por eso se recomienda realizar la operación en invierno. Durante al menos una semana se suelen recetar antibióticos, analgésicos y antiinflamatorios, siendo los dos primeros días los más incómodos.

Para evitar la presión en los oídos se debe dormir de lado. Hay que evitar la fricción sobre las incisiones, por eso se recomiendan las camisas de botones o las camisas de cuello bajo.

Los puntos de sutura son otro asunto importante. Debes saber que algunos de ellos se disolverán por si solos, mientras que otros serán retirados por el cirujano 2 semanas después del procedimiento.

El especialista únicamente debe seleccionar el caso, plantear la técnica más adecuada para cada persona, ejecutarla con precisión y controlar el postoperatorio de cerca.

Fotos de resultados definitivos del antes y después

Vídeo sobre la Operación Quirúrgica

Ante cualquier problema médico o bien en el caso de precisar consejo, debes asistir a un profesional médico. La información de este weblog es complementaria y no ha de ser tomada como asesoramiento profesional.

Fuentes:

Deja un comentario