Peeling Químico Facial

Un rostro rejuvenecido, sin manchas, con disminución y reducción de arrugas y marcas de acné es posible gracias al peeling químico. La práctica de hacer rejuvenecer la piel del rostro mediante la exfoliación o desgaste de las capas de la piel es muy antigua.

Aunque antes se recurría a métodos rudimentarios de face scrub o exfoliaciones con agentes físicos que erosionaban la piel, hoy afortunadamente contamos con técnicas mucho más avanzadas, precisas y con resultados tremendamente atractivos, se trata del peeling químico facial.

¿Qué es peeling químico facial?

Es un tratamiento que consiste en aplicar uno o más agentes químicos con el propósito de eliminar las células de piel muerta, dañada o envejecida. Como su nombre lo indica, el peeling químico realiza un pelado de la piel con la utilización de químicos.

De esta manera, la aplicación de sustancias permite que las células viejas sean removidas de las primeras capas de la piel para dar paso a toda una nueva capa de células nuevas. Debido a esto se mejora enormemente el aspecto y salud de la piel.

El peeling químico también es conocido como exfoliación química y muchos de ellos pueden ser adquiridos y aplicados sin supervisión médica, otros, en cambio, necesitan de un estudio y una cuidadosa aplicación por médicos especialistas como dermatólogos o cirujanos plásticos.

Peeling Químico Facial que es

¿Para qué sirve?

La utilidad de este tipo de tratamiento radica en que es posible acelerar el proceso natural de recuperación de la piel. En este sentido, las capas de la piel son sometidas a procesos de alteración controlada que permiten que las nuevas generaciones de células queden expuestas.

Por otro lado, el peeling facial revierte muchos de los daños ocasionados por el proceso natural de envejecimiento de la piel, por exceso de exposición a rayos solares, acné u otros factores. Según las opiniones de los expertos este tratamiento se puede entender como un “recambio de piel”.

¿Qué propiedades y beneficios nos brinda?

Los beneficios del peeling químico más conocidos son los estéticos, sin embargo hay que señalar que también tiene beneficios para la salud.

Dentro de los beneficios estéticos podemos destacar:

  • Mejorar la textura de la piel
  • Logra suavizar y dar brillo
  • Reducir y hasta eliminar arrugas pequeñas y superficiales, líneas de expresión
  • Estimular la producción de colágeno
  • Disminuir y eliminar de manchas
  • Disminuir cicatrices
  • Reducir arrugas profundas
  • Homogenizar el tono de la piel
  • Quitar la máscara de hiperpigmentación resultante del embarazo
  • Limpiar los poros de forma profunda
  • Reducir de brotes de acné
  • Tratar hipo e hiperpigmentación

En cuanto a los beneficios estrictamente médicos podemos conseguir:

  • Evitar la aparición de cáncer de piel al eliminar células dañadas
  • Tratar pequeñas lesiones precancerosas en piel localizadas aún en la epidermis
  • Estimular la proteína p53 caracterizada por su función inmunológica y defensiva ante los efectos negativos de los rayos solares sobre la piel.

Es por ello, y respaldado por experiencias de muchos pacientes, que el peeling químico está siendo considerado como un tratamiento médico preventivo en la lucha contra el cáncer de piel, por cierto uno de los que más afecta a la población Española.

¿Qué tipos de peeling químico faciales hay?

Es importante destacar que hay tres tipos de peeling químico y que la aplicación de cada uno de ellos depende de las condiciones y necesidades de la piel a tratar:

Peeling químico ligero o superficial

Se trata de la aplicación de sustancias en bajas concentraciones que permiten la eliminación de la epidermis, la capa superficial de la piel.

Te puede Interesar:  Cómo Aumentar el Tamaño del Busto

Con este tipo de peeling químico se logran estupendos resultados como la reducción de arrugas superficiales y finas, manchas, marcas pequeñas de acné, resequedad y tonos desiguales de la piel.

Es recomendado para mujeres y hombres que presenten las primeras manifestaciones del envejecimiento. Y dependerá de los resultados que se busquen que se determinará el número de sesiones a aplicar.

Peeling químico medio

Con este tipo de exfoliación química se logra llegar a la epidermis y hasta los primeros estratos de la dermis. Esto quiere decir que tiene un poder mayor para eliminar arrugas profundas, cicatrices de acné, tratar el tono desigual.

Su uso es recomendado para personas con signos de edad avanzados que requieran una acción con resultados inmediatos. Este tipo de peeling es más agresivo, por lo que no se recomienda realizarlo si se es primerizo en este tratamiento.

Peeling químico profundo

Actúa incluso en los estratos o capas más profundas de la dermis, de forma que logra eliminar arrugas, manchas y cicatrices profundas. Los resultados son realmente impresionantes, incluso tiene resultados en personas que hayan sufrido enfermedades graves de la piel.

Se recomienda para mujeres y hombres con signos de edad realmente avanzados, con secuelas de enfermedades de la piel, o que presenten lesiones precancerosas.

Hay que tener muy en cuenta que este tipo de peeling químico debe ser suministrado bajo estricta supervisión médica. Del mismo modo, debido a que es un proceso muy fuerte puede tener consecuencias temporales en la pigmentación de la piel y el proceso de recuperación es lento.

¿Cómo se hace?

Una sesión de peeling químico facial suele comenzar con una limpieza general del rostro así como la eliminación de oleosidad. Posterior a esto, se van realizando aplicaciones de mascarillas con la fórmula determinada por el profesional.

El proceso de aplicación puede bien ser único o repetirse pasados unos minutos. Siempre dependerá de la fórmula que se esté utilizando y de las especificaciones que se hayan determinado para el paciente.

Pasado el tiempo adecuado de la exposición al químico, se procede a retirarlo.

Para realizar un tratamiento de peeling facial se deben considerar varios aspectos: condiciones y sensibilidad de la piel, resultados que se quieran conseguir, tiempo de recuperación disponible del paciente y presupuesto.

Para analizar estos factores se recomienda recurrir a un especialista, ya sea un dermatólogo o un esteticista. Una vez que se determine el tratamiento a seguir se programa la o las sesiones para realizar el peeling químico facial adecuado.

Por ejemplo, para los peeling superficiales se suelen prescribir varias sesiones para lograr mejores resultados. Es común que en un tratamiento completo de este tipo se realicen un máximo de seis sesiones, una semanal. La recuperación es muy rápida.

Si hablamos de una exfoliación química media se realiza en una sola sesión y puede haber una repetición pasados 6 a 12 meses. El proceso de recuperación implica varios días.

En cuanto al peeling químico profundo es un proceso que puede llegar a ser doloroso, se realiza, como se mencionó, sólo por personal médico cualificado. Suele incluir anestesia por lo que se requiere de quirófano y equipo profesional.

De esta manera, los diferentes tipos de exfoliación química serán aplicadas bien sea por áreas o en la totalidad del rostro. Algunas de las áreas más afectadas por los signos de la edad, las manchas y el acné son: el área periocular, las mejillas, la punta nasal y la frente.

Te puede Interesar:  Toxina Botulínica (BOTOX)

¿Cuándo se notan sus efectos?

Los efectos del peeling pueden notarse apenas terminada la sesión, pero habrá que esperar que pase el posible enrojecimiento de la piel para poder observar los resultados.

Dependiendo del tipo de peeling aplicado habrá que esperar unos días para que pase la sensibilidad de la piel, esto porque es piel nueva que está expuesta. Ya para entonces, se podrán notar los cambios en la textura y apariencia de la piel.

¿Presenta efectos secundarios?

Los efectos secundarios y posibles complicaciones van a depender del tipo de peeling químico que se aplique. Generalmente, mientras más profundo es el tratamiento mayor es el riesgo al que se está expuesto.

Los peeling superficiales que pueden encontrarse en farmacias o ser aplicados en centros de estética no representan casi riesgos. Eso sí, se debe cumplir con los cuidados pos-tratamiento como la aplicación de bloqueador solar.

Ahora bien, hay posibles efectos poco frecuentes pero asociados a las exfoliaciones químicas de mayor profundidad:

  • Eritema o enrojecimiento: aunque esto puede aparecer también por un par de días en peeling superficiales, está especialmente relacionado a las exfoliaciones químicas medias o profundas. En casos extremos el enrojecimiento puede durar desde semanas hasta meses.
  • Hinchazón: puede aparecer una pequeña hinchazón general que suele ir desapareciendo con las horas. También hay áreas particularmente sensibles a la hinchazón como el contorno de los ojos.
  • Reacción alérgica: pueden presentarse efectos adversos a algunas de las sustancias utilizadas. Esto incluye la anestesia en los casos donde se aplique un peeling profundo.
  • Cambios en el tono natural de la piel: los cambios se conocen como hipopigmentación que consiste en un aclarado de la piel en zonas específicas, estando asociado sobre todo a exfoliación profunda. Asimismo, puede aparecer hiperpigmentación, u oscurecimiento de la piel, producto de los peeling más superficiales.
  • Sensibilidad solar: mientras las nuevas células expuestas van adquiriendo pigmentación suele haber sensibilidad a los rayos solares.
  • Escamas: las escamas y costras pudieran llegar a aparecer en el período de recuperación para luego caerse con el paso del tiempo.
  • Cicatrices: es muy raro la ocurrencia de este tipo de efectos. La cicatrización se da en la parte inferior del rostro y existe toda una gama de productos para reducir dramáticamente su notabilidad.
  • Infección: es otra reacción poco frecuente. Se presenta sobre todo en personas que hayan padecido herpes, el virus es propenso a realizar un brote luego de un tratamiento de peeling químico.

¿Qué cuidados hay que hacer después de aplicárselo?

Luego de haber recurrido a la aplicación de un peeling químico facial es muy importante limitar la exposición al sol. Esto quiere decir que de preferencia la persona debe evitar exponerse en horas cercanas al medio día (11am-2pm). Asimismo, se recomienda el uso de gorras o sombreros.

Es indispensable el uso de protector solar luego del tratamiento. Algunos lo recomiendan sólo por un par de semanas para los casos de peeling superficial. En contraste, posterior a la aplicación de una exfoliación química profunda suele indicarse protección solar permanente.

Cualquiera sea el tipo de peeling al que se haya recurrido, se debe considerar que el sol es uno de los principales factores de envejecimiento prematuro de la piel. La exposición indiscriminada al sol trae consecuencias como daño celular, manchas, provoca o profundiza arrugas e incluso puede ocasionar cáncer de piel.

Te puede Interesar:  Blefaroplastia

Es por estas razones que es muy recomendable una continua protección a la exposición solar, más aún después de recibir un tratamiento de peeling químico. De hecho, se recomienda realizar estos tratamientos en temporadas de invierno donde la incidencia solar en menor.

¿Cómo hacer un peeling químico facial casero?

Hay que diferenciar los peeling que pueden aplicarse en casa y que se compran en farmacias de aquellos que se pueden preparar directamente desde casa.

Es posible conseguir algunos de los beneficios del peeling superficial mezclando ingredientes naturales desde casa. Muchos de los alimentos que consumimos de forma cotidiana tienen la capacidad de generar procesos químicos de baja intensidad.

Por ejemplo, el ácido láctico que se encuentra en el jugo de tomate o en la leche agria pertenece a los ácidos alfa hidroxilos utilizados en productos de exfoliación química. Estos son de origen natural y proporcionan una incidencia suave en la piel.

Así que cuando se te pase la leche, aprovecha y aplícala en el rostro humedeciendo algodones en la sustancia. Siempre teniendo cuidado de que no entre en contacto con los ojos y mucosas. Deja pasar unos minutos y enjuaga con abundante agua.

En cuanto a los peeling que pueden aplicarse desde casa, podemos decirte que existe una gran variedad de productos en el mercado. Los hay de todos los precios y componentes.

Los principales tipos de peeling según el compuesto son:

  • Peeling fenólico o de fenol: su principal componente es el aceite de Crotón y ofrece una exfoliación fuerte.
  • Peeling de ácido salicílico: ofrece una exfoliación ligera pero eficiente. Recomendado para pieles grasas.
  • Peeling de ácido glicólico: muy conseguido en productos de farmacias, se utiliza para tratamientos que busque reducir manchas y acné.
  • Peeling de ácido retinóico: es muy utilizado para peelings profundos, pero también puede conseguirse en concentraciones muy bajas en productos comerciales. Es efectivo en el tratamiento de arrugas y manchas.
  • Peeling Jessner: su fórmula incluye una base de etanol, ácido láctico, resorcinol y ácido salicílico. Muy recomendado para tratamiento contra el acné y en pieles grasas.
  • Peeling de pacido láctico: aporta brillo y suavidad a la piel, se usa en pieles delicadas y tratamientos de manchas.

¿Dónde comprar un peeling químico facial?

Los peeling químicos comerciales pueden conseguirse en gran cantidad de farmacias. Los costos van a variar de la marca, el componente y el lugar. También se pueden conseguir estos productos a través de compras en línea.

Estos productos vienen con una serie de indicaciones, modo de uso, advertencias y posibles efectos secundarios que deben ser tomados en cuenta antes de ser utilizados.

Otra opción es acudir a farmacias que realicen fórmulas magistrales y solicitar el compuesto en una baja concentración. Hay que destacar, que para esta opción se aconseja la receta de un profesional que haya determinado el tipo de compuesto y concentración que mejor se adapte a tus necesidades.

Imágenes de resultados del antes y después

¿Te ha gustado?

Deja un comentario