Reducción de Estomago o Bypass Gástrico

Los procesos de reducción de estómago son procedimientos que buscan disminuir el tamaño de la bolsa gástrica o estómago y que tienen cómo último fin que la persona logre bajar de peso.

La reducción de peso se busca porque es aplicado a pacientes en la totalidad de los casos con obesidad mórbida, esto quiere decir, que su peso ronda más del 100% de aumento y que sus actividades diarias y su salud ya están afectadas.

¿Qué es la reducción de estomago?

Es una operación o procedimiento quirúrgico que se utiliza para el tratamiento de la obesidad mórbida.  Este concepto a veces suele confundirse con el bypass gástrico que también es un procedimiento para la reducción del estómago.

La reducción de estómago es un procedimiento que se indica para pacientes con un índice de masa corporal mayor a 40 y que muchas ocasiones ya han probado alternativas sin éxito.

Para realizar este tipo de operación se necesita contar con una serie de requisitos, entre ellos, no tener complicaciones mayores de salud pues es una cirugía  de gran impacto.

reduccion-de-estomago que es precio

¿En qué consiste este procedimiento?

La operación para reducción de estómago es un procedimiento que se denomina invasivo, es diferente al bypass gástrico con el que se suele confundir.

En caso de la cirugía de reducción de estómago también se le llama bariátrica y es una intervención que asegura una pérdida de exceso de peso entre un 45 a un 80%.

Lo que se busca con este procedimiento es la redirección del estómago para que no absorba todos los nutrientes o calorías y también se  denomina como un procedimiento restrictivo donde poco a poco se va reduciendo el tamaño del estómago hasta conseguir una sensación de saciedad diferente a la que se tenía antes.

¿Cómo se hace esta operación?

Los procedimientos de reducción de estómago se pueden realizar básicamente de dos maneras diferentes, pero con el mismo objetivo:

Laparoscopia

La cirugía laparoscópica utiliza un telescopio llamado laparoscopio, el cual es un instrumento especializado con el fin de visualizar el estómago.

El laparascopio permite realizar las incisiones pequeñas y con mucha más precisión, reduciendo el margen de error,  las incisiones miden alrededor de un cuarto a 1/2 pulgada o sea de 6 a 12mm,

Se accede al estómago por medio de cánulas que son instrumentos en forma de pequeños tubos, los que facilitan que  el laparoscopio se conecte a una pequeña cámara de vídeo que se inserta a través de una cánula.

La cámara proyecta una imagen a una pantalla en la cual el cirujano tiene la posibilidad de ver la imagen ampliada del estómago y de los otros órganos internos con este fin de hacer el procedimiento con menos incisiones posibles.

Para realizar esta operación se expande del estómago con gas dióxido de carbono y al terminarla se extrae el gas

Método POSE

El método POSE se conoce como método de reducción sin incisión,  lo cual la hace el procedimiento  menos invasivo.

Se realiza por vía endoscópica, introduciendo un endoscópio por vía oral, para ello es necesario estar bajo los efectos de anestesia general. Su duración es de 40 minutos dependiendo del paciente.

Se introducen en el paciente algunos instrumentos con la finalidad de realizar pliegues en el estómago y luego suturarlos para reducir así su tamaño y  modificar la capacidad de distensión, es decir, que la capacidad estomacal queda limitada y la sensación de saciedad en los pacientes es menor o anticipada.

Te puede Interesar:  Peeling Químico Facial

¿Existen riesgos o efectos secundarios?

Siempre es importante reconocer que no existe ningún procedimiento, sea o no invasivo, sin algún riesgo.

En el caso de la reducción laparoscópica pueden existir algunas complicaciones,  por ejemplo:

El índice de muerte ronda el 1.5%  a 2%, esto en el momento de la intervención.

Infección en la herida y contaminación: suele ocurrir por causa de bacterias intrahospitalarias o luego de que el paciente es enviado a casa.

Fuga en la línea de sutura: si hay segregación de líquidos o deficiente coagulación, puede haber salida de líquido por la sutura.

Perforación intestinal: realizada durante el procedimiento quirúrgico.

Coágulos sanguíneos: suelen aparecer después de la operación y en algunos casos se debe retirar la sutura y limpiar localmente, lo que es un procedimiento doloroso y con riesgo de infección.

Otra complicación pos operatoria que los pacientes suelen tener son los cálculos biliares, que llegan a afectar hasta un 10% de los pacientes intervenidos, para ellos en muchas ocasiones se recomienda extirpar también la vesícula.

La extirpación de la vesícula probablemente implique una segunda intervención.

En el método POSE las complicaciones más comunes ser la peritonitis,  hemorragia intraabdominal y perforación del estómago, similares en algunos aspectos al método anterior.

Algunas opiniones difieren en este método, aduciendo que las hemorragias pueden ser frecuentes y que el método de diagnóstico puede ser tardío, en comparación con el uso del laparascopio.

¿Recuperación, postoperatorio y cuidados?

Se debe guardar el reposo que el médico indique, probablemente de 1 a 3 días de permanencia en el hospital.

Al segundo o tercer día el médico probablemente indique una radiografía del estómago para estar seguro de que todo está como debería ser y constatar que no existen problemas de hemorragias y que las suturas  están perfectas.

Lo indicado es que si todo está bien se le administre el consumo de una onza de líquidos cada hora y poco a poco se irá aumentando la cantidad.

Al dar la salida del hospital y enviar el paciente a casa, la indicación puede ser una dieta blanda, que incluye únicamente alimentos líquidos y otros convertidos en puré, esto con el fin de que la digestión se acomode poco a poco. Se cambiará la dieta hasta después que el médico realice una evaluación y conceda el permiso.

Se les pide a los pacientes que caminen y que hagan ejercicios suaves, que practiquen la respiración  y que lo hagan con facilidad porque el dolor tiende a ser leve y no debe porque complicar los movimientos o actividades.

Se suele considerar el período de baja entre 15 días a un mes, dependiendo de los resultados de la operación y del estado de salud del paciente.

No olvidar de ningún modo las instrucciones del médico,
es necesario que tome en cuenta algunas situaciones en las cuales debería buscar ayuda:
fiebre, sangrado, hinchazón abdominal, escalofríos, tos, falta de aire o de aliento, vómitos, drenaje de algún líquido en la incisión o dolor constante.

¿Cuándo es aconsejable hacer esta cirugía?

Hay algunas pautas que se requieren para la selección de los pacientes debido a que no todos son candidatos para realizar una operación de este tipo, entre ellos podemos mencionar:

Te puede Interesar:  Radiofrecuencia Facial

Qué el sobrepeso sea de aproximadamente 100 libras por encima de su peso corporal.

Que comprenda la importancia del procedimiento quirúrgico al que se va a someter sus riesgos y las complicaciones que puedan existir.

Que presenten alguna condición física con la cual se va haber aliviados después de la operación, por ejemplo, la hipertensión, diabetes o alguna enfermedad cardíaca y respiratoria.

Que haya estado expuesto a otros procedimientos sin éxito,
además que el paciente está dispuesto a someterse a una observación médica por un período largo de tiempo.

Para ser candidato se requiere evaluación médica que puede ir acompañada de evaluación nutricional, cardiólogos, endocrinólogos o neumólogos pueden también ser consultados.
Se hará una balanza los riesgos y las expectativas positivas que se esperan con el fin de tomar una mejor decisión.

En algunos países el tema de la obesidad se considera un problema de salud pública y algunas operaciones de éstas pueden ser cubiertas por la seguridad social, esto es un gran avance en temas de salud.

En otros lugares aún estos procedimientos sólo se pueden adquirir de manera privada y a costos muy elevados.

Un tema que ha suscitado algunas controversias y muchos destinos turísticos se han convertido en destinos de salud, en la que países ofrecen estos servicios quirúrgicos y estéticos a precios menores, como parte del incentivo a captar más visitantes.

Otro aspecto a considerar son los pacientes que se someten a cirugía y luego presentan estados de gestación, para ellas se aconseja la pronta consulta médica y seguir todos los cuidados que el médico indica.

Reducción de estomago sin cirugía

Existen otros métodos diferentes en los cuales también se utilizan técnicas para lograr la reducción del estómago y  no se necesita pasar por una operación quirúrgica,  por ejemplo el balón intragastrico o balón gástrico y el método POSE.

El balón gástrico

es un procedimiento que se realiza con la colocación de un balón de silicona en el estómago, el balón se introduce por  vía endoscópica  a través del esófago.

Es muy interesante porque se rellena con suero salino y éste lo que hace es que ocupa un espacio en el estómago, reduciendo la capacidad del mismo.

Para el paciente es un procedimiento no tan molesto y sencillo, demora alrededor de 20 minutos y es en  algunos casos ambulatorio, además no requiere tantos procedimientos de preparación en el paciente.

Lo que este procedimiento busca es que la persona se acostumbre a comer menos y a tener mejores hábitos de alimentación. Al cabo de un tiempo cuando la persona siente que sus hábitos han mejorado, que no necesita llenarse tanto, entonces el balón el retirado.

El tiempo que el balón permanece dentro del estómago puede variar entre 6 y 12 meses dependiendo y adecuado  a las necesidades que el paciente tenga y a la evolución que presente.

En el método POSE, qué significa cirugía primaria de obesidad endoluminal  el procedimiento que se sigue es  por vía oral o vía endoscópica.

Se accede al estómago y se realizan pliegues que se suturan para reducir el tamaño del estómago, aquí no hay necesidad de hacer incisiones.

Este procedimiento ofrece ventajas como la reducción del dolor, disminución de infecciones, una recuperación rápida, en algunos casos es ambulatorio y además no hay cicatrices externas.

Te puede Interesar:  Faloplastia: Todo lo que el hombre debe saber

 ¿Qué dieta es aconsejable después de la intervención?

Sin importar cuál sea el procedimiento al que sea sometido el paciente siendo una intervención invasiva y no invasiva las dietas siempre suelen ser muy similares.

Por ejemplo se inicia con una dieta líquida, la dieta líquida en que el paciente tome cada hora o cada dos horas una onza de agua la cual será incrementando con el paso de las horas de recuperación, luego se le indicará al paciente una que incluya algunos jugos y líquidos como caldos vegetales.

El paso siguiente es la dieta blanda donde la persona debe alimentarse solamente a base de puré o colados como los bebés hasta que el médico evalúe nuevamente y de la orden de la introducción de alimentos sólidos.

La dieta que se sigue después del período de recuperación puede indicar otras restricciones que el cirujano junto con el equipo de especialistas pueden preparar según el caso.

Uno de los primeros elementos que se debe considerar es que las porciones deben cambiar, no pueden ser del mismo tamaño que antiguamente se solían consumir.

¿Qué es mejor el balón gástrico o la reducción de estomago?

Dar una definición de cuál de los dos procedimientos es mejor es un poco complicado debido a que ambos tienen características distintas las cuales deben adecuarse a las necesidades del paciente.

En el caso de la reducción de estómago  se pueden ver más rápido y de una manera más drástica los resultados, pero las complicaciones pueden ser mayores. En el caso del balón gástrico es un proceso que necesita más dedicación del paciente pero es mínimamente invasivo y tiene menos riesgos de salud, en él los resultados se verán con más distancia de tiempo.

Precio de la operación del bypass gástrico  

El precio de realización de un Bypass gástrico es bastante alto, puede rondar los $15.000 a $16.000, dependiendo del país donde se puede realizar la operación.

El método POSE puede realizarse por un costo de $10.000 a $12.000.

Para hablar en términos monetarios la opción más económica sería el balón gástrico que puede rondar los $7.000 a $8.000.

Fotos de resultados del antes y después

Vídeo sobre la cirugía bariátrica

Ante cualquier problema médico o bien en el caso de precisar consejo, debes asistir a un profesional médico. La información de este weblog es complementaria y no ha de ser tomada como asesoramiento profesional.

Fuentes:

¿Te ha gustado?

Deja un comentario