Rinoplastia: Cirugía de Nariz

Desde niño me sentí incómodo al verme en el espejo. Mi nariz siempre resultaba discordante con el resto de mi cara pero al pensar en lo doloroso de una operación para mi nariz o una rinoplastia, desistía hasta de pedir una consulta con el cirujano especialista.

Casos como estos son muy comunes e inciden en la autoestima del ser humano, tanto en hombres como mujeres, sobre todo en los más jóvenes que inclusive dejan de sociabilizar porque se sienten como un fenómeno al tener una nariz rara.

Hoy en día, la rinoplastia ofrece una solución muy al alcance de casi cualquier persona que amerite una cirugía de este tipo bien sea por estética o por salud.

¿Qué es la rinoplastia?

La rinoplastia es lo mismo a una cirugía de nariz que se realiza bien sea por un problema cosmético o por inconvenientes de salud cuando un paciente no puede respirar bien por desviación anormal del tabique nasal, por ejemplo.

Es, por decirlo de alguna manera, una forma de esculpir la nariz tanto internamente para optimizar la respiración o externamente para embellecer esa parte del rostro que es tan importante.

rinoplastia cirugía de nariz

Según Deepak Raj Dugar, cirujano especialista en rinoplastia, quien reside y opera en los Estados Unidos de América, el resultado ideal luego de hacer este tipo de intervención quirúrgica es el de una apariencia natural como si la nariz nunca se hubiera tocado y a la vez que de armonía en todo el conjunto del rostro.

Así mismo, datos y estudios sobre las cirugías de nariz o rinoplastia, arrojan que estas son las más solicitadas por los pacientes que requieren cambiar la forma, tamaño o apariencia de las narices puntiagudas o raras.

¿En qué consiste esta intervención quirúrgica?

La rinoplastia o cirugía nasal consiste en hacer una intervención quirúrgica de forma cerrada o abierta; en ambos casos, se realizan cortes o incisiones en la parte interior de la nariz o fosas nasales.

Refieren los cirujanos especialistas, que en situaciones de una intervención cerrada, la misma, no amerita cortes externos pues la operación se realiza internamente con la ventaja de no dejar cicatrices que afeen el rostro. La rinoplastia cerrada es todo un arte pues se puede moldear y esculpir una nariz problemática.

“Se hacen cambios sutiles para armonizar el rostro y por esto, este tipo de cirugía es la más solicitada”, afirma el doctor Dugar.

En el caso de las rinoplastias abiertas, más adelante explicaremos con más detalle de que se trata pero todas requieren de incisiones externas a pocos milímetros de la superficie baja de la columela o tejido que separa las fosas de la nariz.

Sin embargo es importante acotar que en cualquiera de los dos casos, para determinar si un paciente es candidato a una intervención quirúrgica nasal cerrada o abierta, la persona deberá acudir a varias consultas previas y cumplir con ciertas formalidades así como exámenes médicos respectivos.

¿Qué tipos de cirugía plástica existen y cómo se hacen?

Existen principalmente, las cirugías plásticas abiertas o cerradas, pero también, los avances de la ciencia en esta especialidad caracterizan otro tipo de intervención quirúrgica cuando de problemas nasales de trata, como los siguientes:

Rinoplastia cerrada

Anteriormente, reseñamos lo que implica un procedimiento de rinoplastia cerrada; generalmente, los pacientes que la ameritan presentan problemas en el puente nasal y la invasión quirúrgica es de forma interna, dentro de las fosas nasales.

Rinoplastia abierta

Reforzando lo ya citado más arriba sobre este tipo de cirugía plástica, cabe detallar que en esta modalidad de rinoplastia, los cortes son de derecha a izquierda previo a una diminuta incisión que servirá de puente con la finalidad de que el tejido nasal tome una inclinación ascendente o hacia arriba dando como resultado un acceso total al esqueleto de la nariz en su parte baja.

Te puede Interesar:  Balón Gástrico: Reduce tu Peso Rápidamente

Refiere el Doctor Babak Azizzadeh del Centro para Cirugía Plástica Facial Avanzada de Los Ángeles en los Estados Unidos, que ambas intervenciones quirúrgicas son diferentes, pero “ninguna es superior a la otra ya que lo que se busca es el mejor resultado para el paciente según sus necesidades”.

Rinoplastia ultrasónica

Asegura el Dr. Jacono, calificado como uno de los mejores diez cirujanos plásticos faciales de Nueva York, que la cirugía de nariz más solicitada o popular es la rinoplastia ultrasónica.

“Un promedio anual, cerca al medio millón de pacientes que ameritan una rinoplastia, eligen esta modalidad con el fin de optimizar el rostro. Inclusive una sutil alteración sería muy conveniente para mejorar la apariencia de la nariz, mejorando la autoestima y apariencia de cada paciente que elige operarse” asegura Jacono.

La rinoplastia ultrasónica se debe a los avances de la industria médica y sus constantes cambios que buscan en cada procedimiento ofrecer valores agregados, por esta razón, existe la posibilidad de que una persona se realice una mini rinoplastia; esta, consiste en quitar el exceso del cartílago y hueso que suele afear el rostro en estos casos.

Adicionalmente, una cirugía de nariz ultrasónica se realiza en un tiempo mínimo estimado de 30 minutos aproximadamente, en forma poco invasiva con anestesia crepuscular o local. El periodo de recuperación del paciente también es muy rápido.

Rinoplastia con hilos

Informes médicos de los últimos años realizados por la Asociación Británica de Cirujanos Plásticos Estéticos, BAAPS, sobre la rinoplastia con hilos, denominada también rinoplastia suave, acoge a nuevos pacientes cada vez más.

“Todos los días al menos uno o dos pacientes solicitan este tipo de intervención menos invasiva”, refiere el Dr. Simon Berrisford, miembro de la BAAPS.

Básicamente, este tipo de rinoplastia, incluye inserción de hilos PDO o un relleno dérmico en la región glabellar de la nariz, con la finalidad de enderezar o proyectar la zona del perfil al dorso de la nariz.

Igualmente, existen casos donde además deben incluirse hilos de púas o dientes e hilos DOP; así mismo, intervenciones híbridas según sea el caso.

Lo importante es que el paciente este abierto a todas las posibilidades que le garanticen el mejor de los resultados. Luego de una exhaustiva evaluación con el médico tratante, este indicará los pros y contras así como las respectivas limitaciones.

Cómo prepararse para una rinomodelación

La preparación para una rinomodelación es igual como en los casos de cualquier cirugía o intervención quirúrgica de mediana o gran invasión. En este sentido, especialistas en la materia recomiendan en muchos casos la aplicación rigurosa de árnica, planta homeopática que contribuye a minimizar el dolor y los moretones.

El procedimiento detallado anteriormente hay que realizarlo antes de la operación; así mismo, el evitar consumir alcohol, cafeína o fumar, evitarán futuros sangrados, moretones e hinchazón luego de la operación de nariz.

Existen otros procedimientos que deben cumplir los pacientes antes de operarse, por esta razón, es sumamente importante seguir al pie de la letra la preparación física y mental preoperatoria que recomiende el galeno a su paciente para tener éxito en una rinomodelación.

Te puede Interesar:  Gluteoplastia: Aumento de Glúteos

¿Qué es la rinoseptoplastia o septorrinoplastia?

La septorrinoplastia o rinoseptoplastia consiste en la alteración del aspecto o forma de la nariz de un paciente que ha decidido operarse luego de una lesión nasal, para corregir un defecto congénito de nacimiento o cuando necesita que su nariz armonice con el resto del rostro.

Así mismo, una rinoseptoplastia o septorrinoplastia aplica en casos de tabiques nasales desviados que impiden la normal respiración del paciente. Este es un proceso que puede incluirse dentro de una rinoplastia o de forma aislada.

¿Funciona la operación de nariz sin cirugía?

Una intervención nasal sin cirugía es una opción para personas que no desean una operación invasiva y no quirúrgica que garantice además, resultados a corto plazo.

Generalmente, los pacientes que deciden realizarse una operación de nariz sin cirugía son aquellos que requieren corregir protuberancias en la nariz u otro tipo de defectos estéticos menores.

En este sentido y con la finalidad de contornear y dar forma a una nariz rara o defectuosa, el cirujano incluirá en el procedimiento Restylane®, Botox ® Cosmetic o Radiesse® inyectables.

La recuperación es rápida y el paciente notará un cambio favorable de inmediato gracias a este método no quirúrgico y alternativo, sin embargo, aquellas personas con problemas mayores en su nariz relacionada al tamaño, si ameritarán una cirugía nasal o rinoplastia.

¿Existen riesgos o efectos secundarios?

Gary Breslow, médico cirujano de Nueva Jersey quien está certificado para procedimientos electivos y cosméticos, asegura que toda intervención implica un riesgo y la rinoplastia no escapa de ello. Sin embargo, dado a los grandes avances de la ciencia es altamente segura.

“En cualquier caso, más que complicaciones al momento de la cirugía son los resultados que podrán ser buenos o malos sobre todo cuando el paciente no se pone en buenas manos”, enfatiza Breslow.

Así mismo, los especialistas en rinoplastias aseguran que cuando la rinoplastia amerita injerto de cartílago, la opción es más delicada y solo un buen profesional está capacitado para garantizar buenos resultados.

“El cartílago tiene memoria y la naríz puede volver a torcerse”, indica Gary Breslow en cada conferencia y consulta a los pacientes para que estos sepan el riesgo que corren.

Por otra parte, médicos especialistas admiten que una rinoplastia por asuntos cosméticos podría empeorar la respiración de una persona aun cuando esta nunca haya tenido problemas para respirar y si los tuvo, podrían desmejorar o no mostrar curación.

Riesgos más pequeños son aquellos relacionados a infecciones, rechazo a la anestesia o sangrado pero arrojan porcentajes muy bajos, según estadísticas médicas y experiencia de los cirujanos plásticos que realizan rinoplastias a diario.

Al respecto, se recomienda que el paciente haga todas las preguntas necesarias al galeno durante las consultas y se pongan sobre la mesa todos los pros y contras que una rinoplastia implica, pues no todos los pacientes son candidatos por diferentes factores individuales.

Recuperación, postoperatorio y cuidados

Dependiendo del tipo de rinoplastia, así será el tiempo de recuperación, cuidado y postoperatorio. Se calcula que en rinoplastias cerradas o abiertas por ejemplo, se estima un tiempo de dos o una semana para la recuperación donde el paciente debe minimizar cualquier tipo de actividad.

Así mismo, el llevar sol, cocinar o tener contacto con elementos que emanen calor o mucho frío debe evitarse. De cumplirse todas las indicaciones del médico tratante, la persona podrá activarse en un tiempo menor, calculado entre cinco a seis días en caso de operaciones de naríz cerradas.

Luego de este tiempo, el médico podrá retirar la férula al paciente de su nariz para que este comience a llevar una vida normal, inclusive podrá ir a comer por las noches, etc. Generalmente, ya pasado el periodo de recuperación no suelen verse hematomas, quizás algún pequeño moretón muy tenue que puede simularse con maquillaje.

Te puede Interesar:  Bioplastia o Lifting Líquido

Sin embargo, es importante resaltar, que aunque el periodo de recuperación al principio sea muy rápido, la sanación o cura total después de una rinoplastia podría demorarse entre uno a tres años dependiendo del paciente.

Afirman los galenos especialistas en el tema, que se trata de un proceso más lento de lo que muchos imaginan ya que en todo caso, una rinoplastia no es como una abdominoplastia o lifting de rostro.

Hay esperar que el tejido que fue cortado vaya disminuyendo su tamaño para adaptarse al marco profundo de la nariz. En este sentido, la recuperación total demora un poco más cuando se ha modificado la punta de la naríz mientras que para los cambios en el puente, se estima un año.

En relación al dolor, siempre y cuando el paciente siga todas las recomendaciones de su doctor, los padecimientos serán mínimos y la persona podrá llevar una vida normal y confortable.

Edad mínima aconsejable para someterse a la intervención nasal

Al ser consultado en una conferencia realizada hace un tiempo en la ciudad de Delhi, India, el cirujano plástico y estético, Narendra Kaushik, afirmó que no existe una edad específica para que una persona se realice una rinoplastia.

Sin embargo, se recomienda esperar el crecimiento total de una persona y dejar madurar la naríz para que el paciente tome la decisión final si desea operarse o no. Al respecto, se estima que lo ideal sería a partir de los 18 o 22 años de edad.

No hay una edad mínima para la cirugía de nariz, pero a veces hay que esperar para madurar la nariz y luego decidir si desea que se corrija o no.

Cabe destacar, que toda decisión debe ser tomada conjuntamente entre el paciente y su médico tratante de confianza.

Precio de la operación de cirugía estética de nariz

El coste de una rinoplastia o cirugía de nariz dependerá de varios factores, por ejemplo, el lugar (país y centro médico) donde se realizará la operación, así como de los honorarios profesionales del cirujano plástico, al igual que como cualquier otra intervención quirúrgica.

Así mismo, existen variables que dependen del tipo de cirugía de nariz, si es cerrada o abierta o si se trata solo de una revisión en un caso primario. El presupuesto debe incluir la anestesia y otros insumos médicos necesarios para la operación.

Es importante conocer también si el seguro médico personal del paciente incluye o abarca la cobertura necesaria para una rinoplastia. Actualmente se estima entre unos 6,000 y 15,000 € su coste.

Fotos de resultados del antes y después

Vídeo sobre la Operación de Nariz

Ante cualquier problema médico o bien en el caso de precisar consejo, debes asistir a un profesional médico. La información de este weblog es complementaria y no ha de ser tomada como asesoramiento profesional.

Fuentes:

 

¿Te ha gustado?

Deja un comentario